Emprendimiento juvenil
Vista del casco histórico de Córdoba.
Vista del casco histórico de Córdoba.

Andaluces de alto rendimiento

La Red INNprende apuesta por la hostelería, el turismo y la agroalimentación.

El 65% de los proyectos seleccionados en la pasada edición ya está facturando y el 45% ha conseguido financiación.

Más allá del “mar de fandanguillos” de Antonio Machado, Andalucía es talento. Alejandra Flores y su proyecto Sursidestory.com son un buen ejemplo de ello. Esta sevillana ha conseguido implantar un modelo turístico diferente, el de las experiencias y de la gente.

A través de la plataforma que puso en marcha hace poco más de un año, se puede contratar una experiencia en el Mar de las Libertades de Cádiz, una visita por la Granada misteriosa o cruzar la ruta de los pitufos en buggy.

Tampoco se queda atrás la cocina tradicional de Baldomero Gas y sus Bodegas Mezquita. A través de su suculenta web Miplato.es, el cordobés lleva haciendo la boca agua a más de 200 madrileños, catalanes y valencianos, entre otros.

Un par de proyectos que han sido descubiertos en la segunda edición de Red INNprende, el programa de alto rendimiento para emprendedores de la Fundación Cruzcampo, que en 2013 decidió apostar por el “Talento del Sur –expresión que da nombre a la línea de apoyo al emprendimiento en Andalucía-.

Generar empleo en áreas especializadas es uno de los objetivos de este proyecto 

Un proyecto que pone el foco en atraer, retener y motivar el ingenio de los jóvenes andaluces, así como en la generación de ofertas de empleo”, explica María de los Ángeles Rodríguez Trujillo, directora de la fundación.

Entre lo “pionero e innovador” de la iniciativa, está el hecho de la especialización: “Buscamos la profesionalización y dignificación de tres sectores clave para la economía española y, en concreto, la andaluza, como son el turismo, la hostelería y la agroalimentación”, detalla Rodríguez.

Precisamente, la sectorialización fue una de las razones que llevó a los asesores de Barrabés Next a apostar por Red INNprende que, en palabras de Loli Ordoñez, consultor de innovación de la compañía, “completa a las ya existentes y suma por su enfoque hacia retos concretos”.

De los 25 proyectos que participaron en la edición 2015-2016, el 100% conceptualizó un mínimo producto viable, el 65% está facturando y el 45% ha conseguido financiación de inversores o entidades. Mismo porcentaje que los que han inscrito su modelo, marca o producto en el registro de patentes. Por otra parte, casi las tres cuartas partes han mejorado o modificado el segmento de clientes al que se dirige.

Los resultados demuestran, por tanto, la eficiencia de una metodología “a medida, centrada en el modelo de negocio y su proyecciones de crecimiento, y desarrollada a partir de un prototipo rápido”, aclara Ordoñez.

“Te enseñan hacia dónde dirigirte, cómo maximizar el producto, a reorientarlo si es necesario”, afirma Francisco José Moreno, promotor de Smart Suite, un sistema de captación y análisis de datos que facilita información sobre tendencias de consumo.

En esta plataforma las empresas “pueden proponer siempre al cliente lo que les gusta o les va a gustar y aumentar así su satisfacción”. Para el ideólogo del proyecto, ganador de la pasada edición, otra de las claves es lo práctico del sistema. “Te involucran mucho e intentan que participes activamente”.

  • Una oportunidad también para pymes

Red INNprende es una iniciativa abierta y práctica. Durante los seis meses de duración, las sesiones individuales se acompañan de talleres grupales que se completan, a su vez, con el pitch & beers (presentación y cervezas).

En esta fase, previa al Demo Day, los emprendedores pueden compartir sus experiencias tanto con profesionales como con el público en general. “Se produce un enriquecimiento y se generan redes de networking entre los asistentes, que en la edición pasada superaron los 1.000”, puntualiza Rodríguez Trujillo.

Por otra parte, al programa pueden presentarse, además de emprendedores y startups, pymes de menos de tres años de antigüedad y empresas consolidadas que tengan en cartera proyectos innovadores que puedan mejorar su competitividad y les permitan una mayor grado de escalabilidad futura.

Tal es el caso de Miplato.es. En este sentido, Baldomero Gas, gerente de Bodegas Mezquita, dice que “ha permitido acelerar la idea de forma segura, ahorrándonos muchos errores y ayudándonos a dar pasos firmes en la fase de desarrollo”.

Primar la digitalización

Ganadores de esta edición.
Ganadores de esta edición.

La de 2016-2017 será una edición en la que se aplicará “lo que vamos aprendiendo”, afirma la directora de la Fundación Cruzcampo. Así, entre las novedades en los criterios de selección, se primará el nivel de digitalización de los proyectos, que es “lo que en el momento actual marca la diferencia”.

Además, se inaugurará The Green Ray, una nueva sede ubicada en el Parque Tecnológico de Málaga, que se suma a la de Sevilla y con la que se pretende dar cobertura a las dos Andalucía, la oriental y la occidental.