Tecnología
Impresoras 3D de HP.
Impresoras 3D de HP.

HP vuelve al negocio de las impresoras 3D con sello español

HP entra de nuevo en el negocio de las impresoras 3D. Tras abandonarlo tiempo atrás, la multinacional ha anunciado hoy en Rapid, la mayor conferencia de fabricación aditiva 3D, celebrada en Orlando (EE UU), que a finales de este año y a principios de 2017 empezará comercializará dos modelos de impresoras 3D enfocadas a sectores industriales para el prototipado rápido y para la fabricación de piezas funcionales.

El gigante tecnológico aclaró que las impresoras no van dirigidas al mercado de consumo, donde esta industria mueve entre 4.000 y 6.000 millones de dólares y donde no descarta entrar más adelante, sino que están diseñadas para tiendas de modelado y centros de servicios de impresión 3D (similares a los tradicionales centros de reprografía) que dan servicio a múltiples clientes. Un segmento que se calcula mueve unos 12.000 millones de dólares.

Para este lanzamiento HP ha estado trabajando mucho tiempo en su centro de I+D de Sant Cugat, Barcelona, donde la compañía estadounidense decidió instalar la sede de su negocio mundial de impresión 3D, según reveló en abril de 2014 la consejera delegada de la compañía, Meg Whitman. Entonces, la directiva aseguró que lanzarían su propia tecnología de impresión 3D cuando fueran capaces de solucionar los problemas más importantes que tenía este mercado “la velocidad y la calidad y durabilidad de los productos terminales en 3D”.

En este sentido, Stephen Nigro, presidente del área de impresión 3D de HP, ha destacado que las impresoras que lanzan son capaces de producir piezas entre 10 y 25 veces más rápido y a la mitad de coste que los sistemas de impresión 3D actuales. Con un precio de partida de 120.000 dólares.

Precios y disponibilidad

Una pieza impresa con las máquinas de HP.
Una pieza impresa con las máquinas de HP.

HP ya está recibiendo pedidos en www.hp.com/go/3Dcontactus. La compañía ha detallado que la impresora HP Jet Fusion 3D 4200 se distribuirá a finales de 2016, mientras que el modelo HP Jet Fusion 3200 estará disponible en 2017, en un grupo de países de EMEA (España, Austria, Bélgica, Francia, Irlanda, Alemania, Reino Unido, Holanda y Suiza). La disponibilidad, según aclara la compañía se expandirá a países adicionales en la segunda mitad de 2017. El precio de este segundo modelo comienza a partir de 120.000 euros, aunque la solución completa (con un enfriador que es opcional) comienza en 145.000 euros.

Su tecnología MultiJet Fusion utiliza cabezales de inyección al estilo de los usados en impresoras 2D, pero que proyectan dos tipos de líquidos sobre un lecho de material en polvo. Uno que se utiliza para la zona que debe acabar siendo sólida y otro para las zonas que no deben solidificarse. Tras un proceso térmico, y la aplicación de sucesivas capas, se obtiene el objeto deseado a partir de un modelo digital.

“Nuestra tecnología de impresión 3D es única por su capacidad para manejar más de 340 millones de voxels por segundo (un voxel es la equivalencia en 3D a un pixel 2D en la impresión tradicional). Esto nos permite proporcionar velocidades, calidad y costes sin precedentes en el sector”, defiende Nigro. HP también destaca que sus impresoras permitirán dar color y modificar la elasticidad, textura, dureza, detalle, conductividad térmica y eléctrica del material a un nivel de detalle de vóxel. El cabezal inyector de HP tendrá 30.000 boquillas inyectoras que proyectarán 350 millones de micro-gotas por segundo.

  • Tienda de aplicaciones

Según aclararon los responsables de HP, las primeras impresoras 3D utilizarán material termoplástico, pero más adelante trabajarán con cerámicas o metales. Para ello, la compañía ha creado una programa de colaboración abierta donde algunos socios trabajarán con ella para proporcionar innovación en materiales y nuevas aplicaciones. “HP está creando la tienda de aplicaciones de materiales 3D y ya está colaborando con partners certificados como Basf, Arkema, Evonik y Lehmann & Voss, y los planes es seguir ampliando el ecosistema”, dijeron.

“Ninguna compañía, incluso con la experiencia (en mecánica de precisión, microfluidos y en ciencias de los materiales), dimensión y recursos de HP, puede transformar sola esta industria de la fabricación. De ahí, que también contemos con la colaboración y apoyo de fabricantes líderes y socios de software, entre los que están Nike, BMW, Johnson & Johnson, Siemens, Jabil, Materialise, Shapeways, Autodesk y Protolabs”.

  • Piezas con inteligencia integrada

En opinión de HP, la impresión 3D va a marcar la siguiente revolución industrial, pues transformará la producción de piezas para el sector aeroespacial, sanitario y de automoción, entre otros muchos. “Con ello se gana en eficacia y se reducen los riesgos. Además, se democratiza el diseño y se permite una mayor personalización en la fabricación”, insiste Nigro, que asegura que, a medida que amplíen la gama de materiales y colores, “los clientes podrán realizar piezas con propiedades únicas que aún ni se imaginan”. Así, destacó la posibilidad de imprimir piezas con inteligencia integrada, con sensores que medirán parámetros y enviarán información. O la impresión de piezas con información incrustada, como huellas invisibles o códigos, que reinventarán las cadenas de suministro.

La propia HP se aplicará su propia medicina. La compañía asegura que en el futuro se espera que hasta el 50% de las piezas de plástico para las impresoras HP Jet Fusion 3D serán impresas y producidas con la HP Multi Jet Fusion.

  • Revitalizar regiones y fabricar sobre la marca

Otro aspecto que destacaron desde la multinacional es cómo la impresión 3D permitirá revitalizar regiones de todo el mundo y creará un modelo de entrega “justo a tiempo”, de modo que las piezas se crearán sobre la marcha, en lugar de los procesos de fabricación tradicionales que requerían de grandes almacenes donde mantener las piezas hasta que se necesiten.

Nigro reconocía, no obstante, hace poco a la revista ComputerWorld que aún existen barreras para la adopción de esta tecnología. Concretamente, se refirió a la enorme tarea de evangelización que hay que hacer para que los fabricantes entiendan cómo la impresión 3D puede cambiar la manera en la que producen ahora y qué ventajas les proporciona.

Hoy, HP ha estado arropada por dos grandes fabricantes Nike y BMW. El presidente de Innovación de la primera, Tom Clarke, ha asegurado que su compañía lleva tiempo utilizando la impresión 3D para crear innovaciones de rendimiento para el calzado y aseguró que su alianza con HP les permitirá acelerar y ampliar sus capacidades actuales. Por su parte, el responsable del BMW Group Additive Manufacturing Center, Jens Ertel, explicó que su compañía ha sido una de las primeras en adoptar esta tecnología especialmente para la creación de prototipos de coches conceptuales y de desarrollos para aprobación de coches en serie. “Vemos un gran potencial en nuestra colaboración con HP para la producción de piezas en serie y la personalización”.