Investigación

La inversión en I+D+i cae más del 30% respecto a su nivel máximo, en 2009

La brecha con Europa sigue aumentando: solo 7,9 de cada mil son investigadores

El Rey Felipe VI, esta mañana, en el acto de COTEC junto con Cristina Garmendia, presidenta de la fundación y exministra de Ciencia, Fátima Báñez, ministra de Empleo en funciones y el Rey Emérito Juan Carlos I.
El Rey Felipe VI, esta mañana, en el acto de COTEC junto con Cristina Garmendia, presidenta de la fundación y exministra de Ciencia, Fátima Báñez, ministra de Empleo en funciones y el Rey Emérito Juan Carlos I.

La situación actual del I+D+i “dista mucho de ser motivo de fiesta”. Esta es la conclusión del “Informe Cotec 2016: innovación en España”, presentado ayer en el acto central del Día de la Innovación, organizado por la fundación Cotec. La exministra de Ciencia, Cristina Garmendia, presidenta de la fundación, advirtió que una recuperación económica sostenible a largo plazo tiene que pasar por un impulso a la ciencia e innovación.

El Rey Felipe VI hizo un llamamiento a todos los españoles a mirarse en “la evolución del deporte español” para imitar sus éxitos alcanzado en el ámbito de la I+D+i con el objetivo de que “España se sume definitivamente a la economía del conocimiento”. Ese modelo es a su juicio “lo que ahora debemos intentar con la innovación”

El cambio no solo debe venir con un aumento del presupuesto, sino también con reformas en las instituciones, con una apuesta decidida por el emprendimiento o con una educación que forme a personas críticas e innovadoras, señala el informe, que recuerda que el gasto en I+D ejecutado en España en 2014 fue de 12.821 millones (1,5% menos que en 2013), con lo que se mantiene “una tendencia que se inició en 2009, aunque con una reducción en el ritmo de descenso”.

La reducción del gasto se produce tanto en el sector público como en el privado; y en relación a lo que España dedica de su PIB a I+D+i, “la brecha” con respecto Europa y la OCDE siguió aumentando. En 2014 realizaban actividades de I+D 200.233 personas (jornada completa) de las cuales 122.235 eran investigadores. Esto supone un descenso del 1,5% y del 0,8% respectivamente respecto a 2013, y sitúa a España 1,1 puntos por debajo del promedio europeo en número de investigadores por cada mil empleados (7,9 en 2014) y lejos de los 9,9 de Francia o los 8,9 del Reino Unido.

El peso de la financiación privada en la I+D española (47%) sigue estando lejos de lo que se observa en la mayoría de los países desarrollados: en la Europa de los 28 es de 54%.

Este documento también menciona la ejecución del presupuesto de I+D+i estos años: en 2007 se inicia un descenso progresivo de la ejecución hasta marcar un mínimo del 62 % en 2014. La Fundación Cotec denuncia que tras el crecimiento continuado durante la primera década del siglo, los presupuestos caen en 2015 más de un 30 % respecto a su nivel máximo en 2009.

No obstante, reconoce que en las cuentas de 2016 se registra el segundo aumento consecutivo de los recursos, asignando 6.425 millones de euros a I+D+i (incremento del 0,5 % respecto a 2015).