Las firmas asociadas a Asnef

Las firmas de crédito al consumo se quejan del intervencionismo

El comercio electrónico movió en España el pasado año unos 20.000 millones de euros

El sector alerta de la “fragilidad de la recuperación económica y de las amenazas que acechan desde fuera y dentro de las fronteras españolas”.

Un joven realiza sus compras online en una tienda. EFEArchivo
Un joven realiza sus compras online en una tienda. EFE/Archivo EFE

Las entidades de crédito al consumo asociadas a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) se quejan de que el sector debe “desenvolver su actividad entre un creciente intervencionismo que contrasta, poderosa y paradójicamente, con la competencia cada vez mayor de entidades que se escapan a toda regulación”, ha explicado Oscar Cremer, presidente de Asnef.

El sector critica que la operativa financiera del sector no regulado puede acarrear una “grave desprotección al consumidor, supone un riesgo de competencia desleal para las entidades reguladas y, por añadidura, una tentación permanente para que éstas crucen la línea y busquen la manera de zafarse del marco normativo que las gobierna".

Por ello, Asnef “continuará solicitando que la función facilitadora de crédito a la adquisición de bienes de consumo sea protegida legalmente con la reserva de la actividad (no podrán dedicarse a la financiación de consumo aquellas empresas que no sean entidades reguladas), y con la reserva de denominación (las compañías que carezcan de la condición de financieras no podrán ostentar nombres que induzcan al engaño o a la confusión de los usuarios)”, ha reclamado Cremer en el prólogo del libro El crédito al consumo y la sociedad digital.

Los responsables de Asnef aseguran que esta actividad del crédito al consumo salió de la crisis ya en 2014. Desde entonces el comercio electrónico, tendencia que están aprovechando las firmas del crédito al consumo, presenta año tras año crecimientos de dos dígitos. En 2014 superó los 16.000 millones, y en 2015 el aumento fue del 20%, al alcanzar los 20.000 millones de euros.

El despegue del crédito al consumo es tal que en los últimos meses el sector da por concluido su ajuste y ha comenzado a recibir actores nuevos dentro de la asociación.

Cremer ha destacado que el 79% de los hogares españoles tiene acceso a Internet, incluso por encima de países como Alemania o Reino Unido que presentan cifras de digitalización inferiores, y el 30% de los españoles utiliza este medio para hacer sus compras.

“España, a diferencia de otras citas históricas a las que llegó con retraso, en esta ocasión llega puntual, incluso por delante de países como Alemania o Reino Unido”, ha asegurado el presidente de la asociación.

En este sentido, son 23 millones de españoles la actual “población online”, de los cuales 17 millones “son usuarios de las principales redes sociales”. Los menores de 46 años son “grandes adictos a la red”, lo que es llevado al extremo por los 'Millennials', quienes solo han conocido la etapa en la que Internet existía.

Por ello, desde Asnef han insistido en que las entidades que financian el consumo en España deben asumir el reto de dar respuesta a esta realidad si quieren seguir operando en un mercado de comercio electrónico.

“El sector está evolucionando de una forma clara y contundente hacia lo digital. Sin duda es el mayor cambio estructural de esta industria. La revolución digital es implacable y todas las entidades que se dedican al crédito al consumo no pueden estar ajenas a este cambio”, ha apuntado Cremer.

El directivo ha recordado que aunque esta revolución digital se está dando dentro de un contexto de “recuperación económica esperanzador”, hay que tener en cuenta la “fragilidad de la recuperación económica y las amenazas que acechan desde fuera y dentro de las fronteras españolas”. 

Ha destacado que la falta de Gobierno y la ausencia de factores que propicien la subida de tipos afectan al negocio del crédito al consumo y lo hacen “muy vulnerable”.

El presidente de Asnef ha subrayado que en “este entorno de frágil recuperación económica” se tiene que abordar la regulación de la digitalización que “todavía está incompleta”.

Sobre las financieras que ofrecen créditos al consumo a tipos 0, Asnef explica que no es la firma financiera la que facilita esta financiación sin coste, sino el proveedor, por lo que la entidad juega con el margen que le cobra a este último para obtener ingresos.