Comunidades autónomas

Madrid cierra la emisión de deuda pública más barata de su historia

Coloca 700 millones al 0,727%, el menor coste registrado por una autonómica

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. EFE

La Comunidad de Madrid colocó ayer 700 millones de euros en una emisión pública de bonos a cinco años a un tipo de interés del 0,727%. Supone el menor coste jamás registrado nunca por una autonomía en el mercado de capitales. La emisión, la primera que realiza el nuevo Gobierno de Cristina Cifuentes, se inició con un diferencial de 30 puntos respecto a las emisiones del Tesoro. La elevada demanda, que alcanzó los 1.565 millones, forzó el precio a la baja hasta los 27 puntos. La comunidad destacó que el 34,7% de la deuda fue a manos extranjeras.

La Consejería de Economía, Empleo y Hacienda celebró especialmente que la colocación de deuda se cerrara a un precio inferior a los préstamos que concede el Gobierno a través del FLA y cuyo tipo de interés asciende al 0,834%. La Comunidad de Madrid rechazó este año acogerse a este fondo, que nutre a las comunidades con problemas para acceder a los mercados. A cambio, el Ministerio de Hacienda ejerce un mayor control sobre las cuentas de las autonomías adheridas a dicho mecanismo.

En la emisión de ayer, Madrid pretendía inicialmente captar 300 millones, sin embargo, la cifra ascendió a 700 millones para beneficiarse de los costes relativamente reducidos. A través de un comunicado, el Gobierno madrileño recordó que ya cerró con un emisor privado una operación de deuda a 30 años a un tipo del 3,25%. Destacó que la última operación similar fue por un importe de 10 millones y con un tipo al 5,25%. Junto a otro préstamo bilateral de 141 millones, Madrid ha cubierto el 55% de sus necesidades de financiación que, principalmente, derivan de vencimientos y del margen de déficit público del 0,7% del PIB concedido a las autonomías.

Si bien Madrid incumplió el año pasado el límite de déficit público, sus cuentas se encuentran relativamente saneadas. Por un lado, todo apunta a que este año no rebasará el límite impuesto por Hacienda y, además, la comunidad cuenta con el menor nivel de deuda pública en el marco autonómico. Los últimos datos del Banco de España reflejan que el pasivo madrileño alcanzó al cierre de 2015 el 13,6% del PIB frente a la media del 24,2%. En el otro extremo, destaca la Comunidad Valencia, con un pasivo del 40% de su PIB.