Lunes de los fondos

Un gigante desconocido

Capital Group es la tercera mayor gestora de fondos del mundo y tiene un estilo de inversión ejemplar

Exterior de la Bolsa de Nueva York.
Exterior de la Bolsa de Nueva York.

Capital International se fundó durante la Gran Depresión, en el año 1930 y puede presumir de ser la gestora de activos que lanzó en 1934 The Investment Fund of America, el primer fondo de inversión, además de ser la encargado de desarrollar los índices MSCI (una licencia que vendió a Morgan Stanley) o contar a día de hoy con 1,4 billones de dólares de activos bajo gestión (la tercera mayor gestora del mundo), pero sobre todo, puede presumir de haber desarrollado el “Sistema Capital”, para la gestión de activos financieros.

La única garantía de éxito en el mundo de la gestión es la combinación de un proceso de inversión consistente con un horizonte temporal suficiente para que dicho proceso dé sus resultados, y en Capital Group hay mucho que decir sobre el proceso, pero lo del largo plazo está en el ADN de la compañía, que no entiende otra manera de hacer las cosas.

Todo proceso de inversión parte de la filosofía o las creencias de quien lo desarrolla y los principios de Capital Group son la gestión activa, a través del análisis fundamental implementado en carteras de convicción. Creen en la gestión activa, en carteras que no se construyan partiendo de la composición de un índice y en las que el motor más importante de rentabilidad sea la selección de determinados valores y no la distribución sectorial o geográfica de las carteras.

Todo gira alrededor del análisis fundamental de compañías y, en este caso, eso se dice y se hace. Además de que todos los gestores son también analistas y todos los analistas gestionan una cartera sectorial, en Capital no es extraño que un analista pueda estar mejor remunerado que un gestor y desde luego, son analistas de carrera, no sólo analistas esperando la oportunidad de pasar a la gestión.

Para gestionar carteras de convicción, en las que solo estén representadas las mejores ideas de los gestores y analistas, pero siendo capaces de evitar la falta de consistencia en el corto plazo que frecuentemente ofrecen ese tipo de carteras concentradas, Capital Group apuesta por el modelo multigestor.

La firma ofrece un universo de inversión igual a gestores con diferentes estilos de inversión y diferentes sesgos. Esta es una gran solución para conseguir las bondades de la convicción y la diversificación a la vez. Además de combinar gestores, en la mayoría de sus fondos, Capital Group añade una cartera gestionada directamente por los analistas.

En nuestra industria, con frecuencia hablamos de largo plazo, pero ese largo plazo alcanza una dimensión diferente en Capital Group. Todo está alineado con el largo plazo, desde la remuneración a los gestores y analistas, que son valorados principalmente por rentabilidades a 8 años, hasta la política comercial y de desarrollo de producto, que no busca lanzar el fondo de moda sino una buen idea de inversión para los próximos 25 años, están alineados con ese largo plazo. Esta forma de trabajar tiene necesariamente que construirse desde los recursos humanos. Jamás se fichan gestores estrella, sino que se fichan analistas y gestores con poca experiencia, para formarles desde cero y enseñarles “el modelo Capital Group”, que van poco a poco tomando mayores responsabilidades, siendo el perfil típico de un gestor, alguien con más de 20 años de experiencia que prácticamente comenzó su carrera en la compañía.

Todo esto se plasma en un fondo que Capital Group gestiona en EEUU desde hace 42 años, que se llama American Funds New Perspective y la buena noticia es, que desde 2015, está disponible para inversores europeos bajo el nombre de Capital Group New Perspective Fund.

Busca invertir en empresas multinacionales líderes en sus sectores, bien posicionadas para aprovechar las tendencias globales y eso que busca hoy, es exactamente lo mismo que buscaba en 1973. Son compañías con una gran estabilidad en sus ingresos, por el hecho de estar bien diversificados en términos geográficos.

Este fondo se compone de ocho carteras gestionadas por siete gestores diferentes con una media de 26 años de experiencia en el sector y de 23 años en la compañía. Todos cuentan con la misma plataforma de analistas, pero cada uno tiene su estilo de inversión particular y, a pesar de que todos ellos gestionan carteras de renta variable global con el enfoque descrito anteriormente, están basados en Los Ángeles, Hong Kong, Singapur, Londres y San Francisco.

Hasta aquí el proceso y la filosofía, pero lo mejor de todo, es que lleva 42 años demostrando que funciona. Un inversor que hubiera invertido 10.000 dóalres en 1973 en el índice mundial de acciones, tendría 286.000 dólares a finales de 2015, mientras que si lo hubiera hecho en el fondo, tendría 1,8 millones de dólares. Esto se traduce en una rentabilidad anualizada del 13% frente al 8,2% de su índice de referencia. Esto sitúa al fondo en el primer cuartil de su categoría en términos de rentabilidad a tres años prácticamente siempre.

Tan importante como la rentabilidad son el riesgo y la consistencia, y lo más meritorio es que esas rentabilidades se consiguen situándose consistentemente en el cuartil de fondos menos volátiles de la categoría de renta variable global.