Energía

CLH busca crecer en servicios en aeropuertos internacionales

Tanque de CLH.
Tanque de CLH.

CLH afronta su nueva vida tras salir de la Bolsa en diciembre, donde ya apenas tenía una participación testimonial. La compañía de logística de hidrocarburos presentó ayer sus resultados y sus planes para los próximos años. El grupo quiere aprovechar el auge del transporte aéreo buscando nuevas oportunidades de suministro en aeropuertos internacionales.

La compañía tiene previsto así aumentar su presencia en un negocio con el que ha salido al extranjero recientemente con su primer contrato en el Aeropuerto de Dublín.

Precisamente los contratos internacionales de CLH han impulsado en el último año de los resultados de la compañía. “Hemos vivido un año de crecimiento”, aseguró José Luis López, presidente de CLH. El grupo alcanzó unos ingresos de explotación de 653 millones de euros, un 13,5% más, gracias principalmente al impacto de sus negocios en Reino Unido, adquiridos el pasado año. Sin esta variable, el crecimiento habría sido del 3,7%.

CLH también impulsó un 11% sus beneficios, cerrando el ejercicio con un resultado positivo de 174 millones. El ebitda subió un 7,8%, hasta los 339 millones.

El comienzo de 2016 ha seguido en la misma senda. Jorge Lanza, nuevo consejero delegado de CLH, señaló que “el año ha empezado bien”, ya que en el primer trimestre ha cerrado con un crecimiento en los ingresos del 16%, hasta los 160 millones. También ha subido el ebitda, un 2,8%, y los beneficios, un 1,6%.

Lanza aseguró además que el grupo prevé una inversión de 122 millones de euros para este ejercicio, frente a los 209 millones de 2015. El grueso de esta cifra irá destinado a los negocions que tiene el grupo en el extranjero: oleoducto en Omán, la filial británica CLH-PS y el suministro en el aeropuerto de Dublín.

“Se ha demostrado que la compañía está muy bien posicionada en el mundo internacional, que sigue habiendo apetito de compra y que se valora en el mundo de infraestructura muy bien a CLH por cómo se ha comportado durante la crisis”, explicó el presidente. “Sufrimos mucho la caída de volumen pero fuimos capaces de reaccionar aumentando nuestra productividad y fuimos capaces de mantener el dividendo a pesar de ello y el mercado lo premia”, dijo.

El grupo prevé que el sector se seguirá moviendo con un petróleo en precios bajos en el futuro próximo, lo que según reconoció López, les beneficia. “Hay que olvidarse del crudo a 100 euros”, sentenció.