Blogs por Alexis Ortega

Nuevamente China

Nuevamente China

El índice PMI manufacturero elaborado por la Oficina Nacional de Estadísticas china, se situó en abril en 50,1 puntos, ligeramente por debajo de los 50,2 de marzo y por debajo de las expectativas de mercado de 50,3. El autor del informe, Zhao Qinghe, señaló que la actividad manufacturera mantuvo un crecimiento estable el mes pasado debido, en parte, al mercado inmobiliario, que está recuperándose, y a una construcción de infraestructuras que se acelera. El subíndice de producción cayó ligeramente (-0,1) hasta los 52,2 puntos (pero por encima del promedio de 51,3 del primer trimestre) mientras que el de nuevos pedidos cayó 0,4 puntos hasta los 51, la segunda cifra más alta desde el año pasado (en febrero pasado alcanzó un mínimo, desde noviembre de 2011 de 48,6).

Por el contrario, el índice PMI manufacturero de abril elaborado por Caixin/Markit continúa por decimocuarto mes consecutivo en zona de contracción (desde marzo de 2015), debido a un estancamiento de la demanda, obligando a las firmas a despedir trabajadores a un mayor ritmo. El índice general cayó a 49,4 puntos desde los 49,7 de marzo y por debajo de las expectativas del mercado (49,9). El subíndice de nuevas órdenes de exportaciones se contrajo por quinto mes consecutivo, casi a la misma tasa que en marzo, mientras que las nuevas órdenes totales a nivel doméstico e internacional se mantuvieron estables. El subíndice de producción volvió a zona de contracción al caer a 49,9 frente al 50,4 de marzo. "Todas las categorías del índice indican que las condiciones empeoraron en una comparación mensual, con la producción regresando al nivel neutral", indicó el economista jefe de Caixin, He Fan, en el informe.

El subíndice de empleo se mantiene en contracción por trigésimo mes sucesivo. Las compañías que informaron una disminución en la cantidad de personal citaron políticas de recortes de puestos de trabajo y la decisión de no reemplazar a quienes renunciaron voluntariamente. El subíndice de precios también refleja que, a pesar de la débil demanda, las empresas pudieron subir sus precios de venta para compensar los mayores costos de producción.

Previsiones del FMI

Asia sigue sin ser el referente de crecimiento que antes se suponía. En su informe sobre Perspectivas para Asia y el Pacífico, el FMI alerta de los desafíos de la región como la debilidad económica de los países desarrollados, el bajo volumen de intercambios mundiales y la volatilidad de los mercados financieros. El FMI rebaja al 5,3% (desde el 5,4% precedente) la previsión de crecimiento de la zona en 2016 y 2017. Desde sus previsiones regionales de octubre, las bolsas mundiales han hecho frente a las consecuencias de las preocupaciones sobre la desaceleración económica china y, en enero y febrero, a la caída de los precios del petróleo: "Asia se mantiene como la región más dinámica del mundo, pero se enfrenta [...] a la debilidad de la recuperación mundial, a la desaceleración de los intercambios mundiales y al impacto a corto plazo de la transición económica china", señala el informe.

La economía china, motor crucial para el crecimiento mundial, crecerá este año un 6,5% y un 6,2% en 2017, muy por debajo del 6,9% registrado en 2015, que ya era de por sí el ritmo de crecimiento más bajo en un cuarto de siglo. Las autoridades chinas se esfuerzan en reequilibrar el modelo económico hacia el sector servicios y hacia el consumo interior, en detrimento de las inversiones públicas y las exportaciones, pero los resultados a primera vista no son lo satisfactorios que se suponían. Quizás lo más lógico es pensar, como viene siendo habitual, que se fue muy ambicioso en la idea de realizar un cambio radical de modelo en tan corto periodo de tiempo.

Pero otro foco de atención es el crecimiento japonés también que, según el FMI, sufrirá una desaceleración. Las exportaciones se verán afectadas por un encarecimiento del yen 8esta en máximos en algo más de un año) y mientras tanto, los intercambios comerciales con China se espera que se reduzcan. Los problemas de Japón son algo más que coyunturales ya que afectan a aspectos como el envejecimiento de la población nipona pero sobretodo al peso de una deuda enorme. Por último, el FMI ha previsto un crecimiento del 7,5% en India, tanto en 2016 como en 2017, y del 2,7% y 2,9% en Corea del Sur, respectivamente.

Normas