Comicios generales

Valencia gana un escaño que perderá León en las elecciones del 26J

La división en 52 circunscripciones electorales beneficia a los partidos mayoritarios

Izquierda Unida es el partido más perjudiado por el sistema electoral

Un ciudadano vota en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.
Un ciudadano vota en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicará mañana el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones que se celebrarán el 26 de junio. En el documento, se detallará el reparto de los escaños por provincias. La actualización del censo electoral conllevará un cambio respecto a los comicios del 20 de diciembre. Fuentes de la Administración indicaron a este periódico que Valencia ganará un escaño y elegirá hasta 16 representantes. El diputado que gana Valencia lo perderá León, que se quedará con cuatro escaños frente a los cinco que tuvo en los comicios celebrados cuatro meses atrás.

Es el único cambio en el reparto de los 350 escaños de los comicios de junio. La ley electoral establece que a cada provincia le corresponden como mínimo dos diputados y el resto se distribuyen en función de la población. Madrid con 36 escaños y Barcelona con 31 son las provincias que eligen un mayor número de representantes.

Aun así, las provincias más pequeñas están sobrerepresentadas y salen beneficiadas del reparto de escaños que se realiza a través de la llamada ley d’Hondt. La división en 52 circunscripciones electorales, la mayoría muy pequeñas, beneficia especialmente al primer y segundo partido más votado.

Por ejemplo, en las elecciones del 20 de diciembre, el Partido Popular obtuvo el 28,7% de los votos y, con ellos, logró el 35% de los escaños. El PSOE alcanzó el 22% de los sufragios y se quedó con el 25,7% de los diputados en el Congreso. En cambio, Podemos y Ciudadanos obtuvieron un mayor porcentaje de votos que de escaños. En cualquier caso, el partido más perjudicado por el sistema electoral es con diferencia Izquierda Unida, que obtuvo el 3,67% de los votos y solo logró dos representantes (el 0,5% de los 350 escaños). La mayor parte de los votos de IUno sirven para obtener representantes. Otras formaciones, como el PNV logró seis diputados con el 1,2%de los votos. Sale más rentable ser primero o segundo en unas pocas circunscripciones que ser la cuarta o quinta opción en las 52 provincias.