Plan Nacional de Reformas

Cambios en cotizaciones sociales para crear empleo indefinido

Parados en una oficina de empleo
Parados en una oficina de empleo

El plan marca como principales líneas de actuación a nivel nacional la creación de empleo e inclusión social; los mercados de bienes y servicios; el respaldo de la iniciativa emprendedora y del desarrollo empresarial; el crecimiento sostenible centrado en el I+D+i y el medio ambiente; y la eficiencia de la administración pública.

El Gobierno ve prioritario consolidar la creación de empleo “al menos a los ritmos de los últimos dos años”, para que los los trabajadores disfruten de un empleo “de calidad basado en una alta productividad”. Para ello, propone reformar las cotizaciones sociales para que crear empleo indefinido sea “mucho más atractivo que utilizar la contratación temporal”.

Durante los últimos cuatro años el Gobierno ha actuado principalmente por la vía de las bonificaciones para estimular la creación de empleo, si bien ahora planea reformar las cotizaciones, que no están teniendo el efecto esperado de recaudación para el sistema de la Seguridad Social. El año pasado la Seguridad Social ingresó un 1,30% más por cotizaciones frente a una previsión del 6,8%, con lo que presentó un desfase de 9.341 millones en ese ejercicio y un déficit acumulado de casi 17.000 millones.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, explicó ayer que el Gobierno prevé que la Seguridad Social registre un déficit del 1,1% del PIB este ejercicio, lo que supone ocho décimas más que en la anterior estimación (0,3%). De esta manera, el déficit de la Seguridad Social bajará en 2016 en 1,6 décimas con respecto al cierre de 2015, cuando fue del 1,26%. Para 2017 se estima que el Sistema tenga un déficit del 0,9%, se reduzca una décima en 2018 (hasta el 0,8%) y otra más en 2019 (0,7%).

De igual forma, el Gobierno acometerá reformas para hacer compatibles con el empleo la percepción de distintas prestaciones en línea con lo que sucede ya con el Programa de Activación para el Empleo (PAE), así como para seguir avanzando en un diseño “más eficiente” del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) y de las políticas activas de empleo, para utilizar las técnicas “más modernas” de perfilado individual, orientación laboral, formación y colocación.