Cuentas públicas

Montoro amenaza con retener fondos a la Comunidad Valenciana

La Generalitat ha anunciado que retrasará el pago de la deuda con las grandes empresas

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. EFE

El Gobierno valenciano de Ximo Puig ha anunciado hoy que negociará un aplazamiento de pagos a grandes empresas suministradoras de la Generalitat para ahorrar 170 millones de euros y cumplir así el plan de ajuste que exige el Ministerio de Hacienda para cobrar el FLA. La vicepresidenta del Ejecutivo valenciano, Mònica Oltra, aseguró que la medida afectará a grandes compañías de electricidad y telefonía.

Hacienda ha salido al paso de estas declaraciones y ha emitido un comunicado en el que asegura que "ningún proveedor" de la Comunidad Valenciana "quedará sin cobrar sus facturas". El departamento de Cristóbal Montoro recuerda que la Ley de Estabilidad Presupuestaria permite que la Administración central retenga fondos a una comunidad y abone directamente la deuda comercial. Hacienda amenaza así con intervenir a la Comunidad Valenciana. De hecho, ya ha adoptado esta medida con Aragón y Extremadura por duplicar de forma reiterada el período medio de pago.

Ximo Puig estudia llevar el reparto del déficit público al Tribunal Supremo

El Gobierno de Mariano Rajoy exige a las comunidades que incumplieron el objetivo de déficit público de 2015 la aprobación de un acuerdo de no disponibilidad del gasto y un plan de ajuste. A lo largo de la semana pasada, Hacienda mantuvo reuniones bilaterales con las comunidades para analizar el margen para aplicar límites del gasto público. Las mayores discrepancias se han producido con Valencia.

La situación de las cuentas de la Generalitat valenciana es preocupante y el Ejecutivo de Ximo Puig precisa de los préstamos del Estado a través del FLA para mantener los servicios públicos. La Comunidad Valenciana espera recibir del FLA 4.662 millones, una cifra que finalmente podría ser superior tras la revisión del objetivo de déficit autonómico, que para este año pasa del 0,3% al 0,7%.

El presidente de la Generalitat valenciana ya ha anunciado que prevé recurrir al Tribunal Supremo la aprobación de un reparto del déficit que considera "arbitrario". Oltra aseguró que no les gusta retrasar el pago a proveedores, pero defendió que es la única alternativa para cobrar cumplir con las exigencias de Hacienda para cobrar el FLA sin recortar los servicios esenciales.

La Comunidad Valenciana es una de las regiones que, según los expertos, sale más perjudicada por el sistema de financiación autonómica. El año pasado, la comunidad presidida por Ximo Puig Registró un déficit público del 2,51% del PIB, muy lejos del objetivo del 0,7% exigido por Hacienda.