Operaciones bancarias

Popular-e compra las tarjetas de Barclays por 480 millones

Popular-e se come las tarjetas de Barclays por unos 480 millones de euros. La entidad, que se ha impuesto a Evo Banco y a Bankinter, se convierte en la reina de las tarjetas en España.

Sede operativa de Popular en Lisboa.
Sede operativa de Popular en Lisboa. Reuters

Barclays se queda en España solo con el negocio de banca de inversión y banca corporativa, después de haber acordado la venta del negocio de Barclaycard en España y Portugal a Bancopopular-e, controlado en un 51% por el fondo Värde y en un 49% por Banco Popular. Barclays queda con una posición en España similar a la que tienen BNP Paribas, Merrill Lynch, Goldma Sachs o JP Morgan.

La presentación distribuida a analistas de la entidad que preside Ángel Ron señala que se ha pagado un PER (número de veces que el beneficio está incluido en el precio) de 10,7 veces en 2015, de forma que para un beneficio de 45 millones la tasación queda en unos 480 millones. La oferta ha sido superior a las presentadas por EVO Banco y Bankinter, que concurrieron a la última fase de la puja.

“Aunque el negocio de Barclaycard en España y Portugal es atractivo y fuerte por sí mismo, no encaja en la nueva estrategia de Barclays de enfocarse en negocios con escala y en territorios definidos como estratégicos para la entidad de aquí en adelante, por lo que entró a formar parte de los negocios no estratégicos en marzo de 2016”, señala la entidad británica en una nota.

Popular-e absorbe todos los empleados de Barclaycard, con una plantilla de unas 200 personas en España y Portugal, a los que se suman alrededor de 300 trabajdores del servicio de call center, que está en Zaragoza, que presta la empresa Iberalbión.

Popular se queda con una supremacía absoluta en el sector de tarjetas de crédito, con 450.000 en Portugal, 300.000 en España y unos activos totales de unos 1.500 millones de euros. La rentabilidad sobre recursos propios excluyendo el fondo de comercio de Barclaycard es del 28%, pero la integración proporcionará a Popular-e una ratio del 35%, según la presentación.

El consumo de capital de capital de máxima calidad de Popular será limitado, al pasar de un 10,86% a un 10,57%. La entidad financiera descarta por completo hacer una ampliación de capital para ejecutar la compra.

Jes Staley, consejero delegado de de Barclays, ha comentado que "la operación de tarjetas en España y Portugal es muy buen negocio, que cuenta con un equipo altamente cualificado y dedicado, pero que no encaja con los objetivos estratégicos de Barclays. Estoy seguro que continuará prosperando como parte del negocio de Bancopopular-e”