Interconexiones

La industria pide a la CE garantía de cobro en inversiones energéticas

Un grupo de empresas y entidades de alto nivel dice que con estas medidas podrían invertirse hasta dos billones

Bancos y empresas reclaman que Bruselas controle los proyectos de interconexión

Tendidos eléctricos.
Tendidos eléctricos.

Los altos argos de Iberdrola, Engie, Deutsche Bank, BNPParibas o Goldman Sachs figuran entre los miembros del grupo de alto nivel que ayer entregó a la Comisión Europea un informe sobre la necesidad de impulsar la inversión en infraestructuras energéticas transfronterizas en Europa.

 Los principales ejecutivos del sector energético y de la banca reclaman que Bruselas asuma un papel central en el diseño económico de los proyectos transfronterizos, que se garantice la retribución del inversor a través de la tarifa de los consumidores y que se establezca un sistema de arbitraje internacional para resolver los posibles conflictos entre los inversores y los reguladores de las infraestructuras.

El Grupo de Alto Nivel asegura que esas medidas permitirían atraer grandes flujo de inversión hacia un sector que, según la Comisión Europea, deberá invertir un billón de euros antes de 2020 para modernizar e integrar sus infraestructuras, incluidos 200.000 millones en redes eléctricas y gasoductos. Los ejecutivos aseguran que en el sector privado existe “un fuerte apetito por activos de bajo riesgo como las infraestructuras”. Pero reclaman un clima regulatorio propicio para que la inversión se materialice.

La OCDE considera que muchos inversores institucionales estarían dispuestos a triplicar su inversión en infraestructuras, que suelen ser equivalente al 1% de sus recursos. El incremento se traduciría en una inversión adicional durante los próximos cinco años de entre uno y dos billones euros en los países de la OCDE, incluidos los países de la UE.

Ese potencial contrasta con la caída generalizada de la inversión en Europa (15% inferior a su ritmo habitual), especialmente acuciante en el caso de las grandes infraestructuras energéticas. En los proyectos transfronterizos se añaden las dificultades legales, políticas, medioambientales y sociales para ponerlos en marcha.

Proyectos parados

El grupo de alto nivel advierte que “la capacidad de interconexión debe aumentarse”, pero que, salvo contadas excepciones, “poco parece moverse sobre el terreno”. De los 248 proyectos anunciados por la Comisión en 2013 para integrar el merado energético, sólo 13 se han completado.

Los ejecutivos recomiendan a Bruselas que modifique los modelos de participación financiera en los proyectos por parte del Banco Europeo de Inversiones y del Plan Juncker, para encaminarlos hacia la cobertura de riesgos por parte del inversor.

El informe también solicita un cambio en el modelo de remuneración de algunas interconexiones transfronterizas, cuyo correcto funcionamiento suele traducirse ahora, paradójicamente en una caída de los ingresos de los gestores que dependían de la diferencia de precios entre los dos mercados conectados.

Inversores y banqueros reclaman también que los llamados proyectos de interés común, seleccionados por la CE, sean evaluados previamente de manera independiente, para calibrar su viabilidad y utilidad. Y que una vez seleccionados pasen a ser automáticamente una prioridad de la UE.

El informe ha sido elaborado bajo presidencia de Edmond Alphandéry, ex ministro francés de Economía, miembro del consejo de administración de la compañía francesa Engie y presidente del instituto de estudios CEPS. Entre los autores figuran Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Samir Assaf, director de HSBC, Gérard Mestrallet, presidente de Engie, o Peter Sutherland, vicepresidente de Goldman Sachs.

Arias Cañete augura una revolución energética

El comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, auguró ayer una “revolución” en el modelo energético que podrá mover hasta 800.000 millones de dólares anuales en el mundo, fundamentalmente, en renovables eficiencia, según los cálculos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Durante su intervención en el Efe Fórum Europa, Arias Cañete explicó que que la última cumbre de la ONU sobre el cambio climático celebrada en diciembre en París (COP 21) alumbró un acuerdo “histórico” que abrirá la puerta a un modelo económico basado en la descarbonización.

Según señaló, para China o las islas Marshall es un proceso “fácil”, pero la UE son 28 países: “Espero que los periodos de ratificación” concluyan antes de la entrada en vigor del convenio. Arias subrayó que en sus contactos con fondos de inversión le han confirmado que “la generación fósil no tendrá ya los antiguos parámetros de inversión” y que habrá “una auténtica revolución” en favor de las energías renovables.

En el mercado energético europeo, el comisario estimó unos 200.000 millones de euros de inversión al año, que no se están produciendo. La UE tenía un mercado energético “fragmentado”, que “no daba señales de inversión” y con “dificultades para integrar las renovables”.