Mercado inmobiliario

Madrid desbloquea la construcción de 1.300 viviendas en Arroyo Fresno

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

Alrededor de 1.200 cooperativistas ven una salida a su inversión en viviendas en el nuevo barrio madrileño de Arroyo Fresno. El Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer, en Junta de Gobierno, desbloquear el desarrollo urbanístico de esa nueva zona al norte de la ciudad, junto a Herrera Oria.

El equipo de Manuela Carmena (Ahora Madrid) “pone fin a un largo proceso”, según el comunicado del consistorio, que se inició en 1999. Ese nuevo barrio, dividido en dos unidades, vio cómo en una parte terminaba su edificación con 1.957 viviendas, mientras la otra zona, prevista para 1.283 residencias, se encontraba paralizada por no disponer del necesario proyecto de reparcelación. Se acaba así tiempo de incertidumbre para 1.200 familias inscritas en diferentes cooperativas.

En la paralización contribuyó el hecho de que la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) no hubiera hecho frente a una deuda que tenía pendiente con el Ayuntamiento de Madrid que ascendía a 29,7 millones de euros, según se explica desde el Consistorio, y que no aparecía recogida en las cuentas de la empresa municipal. Esto ha sido subsanado con el reconocimiento del pasivo por parte del actual consejo de administración de esta entidad, la revisión del estado contable y con una ampliación de capital.

La zona afectada de Arroyo Fresno se encuentra al suroeste del ámbito. Con una superficie de 734.154 metros cuadrados, las parcelas resultantes del proyecto aprobado tienen una edificabilidad total de 23.087 metros cuadrados de uso residencial destinado a vivienda protegida y 145.031 metros cuadrados a otros usos (residencial libre, comercial y terciario).

Un estudio de la consultora inmobiliaria Knight Frank y de la Fundación Asprima del pasado año, el suelo de esta zona se ha convertido en el más caro de todas las nuevas urbanizaciones de la ciudad, de 1.600 a 1.800 euros el metro cuadrado.