Mercado inmobiliario

Wanda reactiva la reforma del Edificio España

El grupo chino ha respondido a la carta de Carmena que quiere seguir con su plan para el inmueble, según ha avanzado el concejal de Urbanismo

El magnate chino Wang Jialin, fundador del grupo Wanda.
El magnate chino Wang Jialin, fundador del grupo Wanda.

El grupo Wanda ha respondido de manera favorable a la carta remitida por la alcaldesa, Manuela Carmena, en la que pedía una respuesta en el plazo de 15 días sobre si mantiene su intención de construir un hotel en el Edificio España, por lo que el Ayuntamiento de Madrid espera que el proyecto se reanude “en breve”.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha hecho este anuncio en la comisión municipal del ramo, donde, a raíz de una pregunta del PP, ha insistido en que “no han hecho falta entreguismos ni cambios de leyes” para que el grupo Wanda acepte las condiciones del Ayuntamiento de mantener la fachada del edificio.

El Ayuntamiento de Madrid negociaba de nuevo con el grupo chino del magnate Wang Jianlin para que no renunciase a construir un hotel en el emblemático rascacielos ubicado en la céntrica Plaza de España de la capital, un proyecto que sigue adelante -tras semanas de incertidumbres- después de que el grupo inversor haya pedido al Ayuntamiento un escrito con todos los trámites necesarios para seguir las obras.

Wanda ha respondido “satisfactoriamente” a la carta enviada con los “trámites a realizar para cumplir las condiciones con las que poder iniciar las obras” en el edificio España, una misiva en la que se insiste en que “no cabe la demolición” del inmueble aunque “es perfectamente admisible que cuando haya un elemento en mal estado se pueda sustituir por otro”, según el concejal.

  • Negociación directa de Carmena

La multinacional confirmó a la alcaldesa, en una reunión con de la regidora con el máximo responsable en España del grupo asiático, a principios de marzo su intención de quedarse en Madrid y desarrollar su proyecto para el edificio España, después de semanas de especulaciones sobre el posible abandono del proyecto, motivadas en parte por el cierre de la sede del grupo chino en la capital española.

Desde entonces, el Ayuntamiento y Wanda acordaron abrir una “nueva” negociación para abordar los desencuentros, principalmente la disputa sobre la protección del edificio: la empresa quería desmontar la fachada de poniente y los laterales y luego reconstruirla mientras que la corporación exigía mantenerla intacta por su valor histórico y simbólico para la ciudad.

El equipo de Gobierno de Ahora Madrid siempre ha mantenido que Wanda compró el edificio en el verano de 2014 -con el objetivo de poner en marcha un hotel, un centro comercial y viviendas- a sabiendas de que el inmueble estaba entonces protegido con un nivel 3 parcial por su valor histórico-artístico, lo que impedía tirarlo abajo.

Poco después, la Comisión local de patrimonio histórico -en la que participan la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid- accedió a rebajar su blindaje para favorecer la puesta en valor de un edificio muy degradado debido a su inactividad -está desocupado desde hace años-, pero obligando a respetar la fachada.

  • El PP acusa a Urbanismo de claudicar

El concejal popular Borja Carabante ha opinado, sin embargo, que la carta les “da la razón” porque entiende que “sí se podía desmontar la fachada”. “Nos ha engañado”, ha lanzado el concejal del PP, que ha aludido al “carácter excepcional” para justificar el desmontaje.

“¿Por qué claudica? ¿Por qué pone rodilla en tierra y cede ante las presiones, ya sean de la alcaldesa, Manuela Carmena, o del inversor? Usted ha mentido y claudicado y cuando un cargo público miente o claudica ante las presiones no puede seguir al frente de sus funciones”, ha exclamado.