Mercado inmobiliario

Carmena permitirá a Wanda el desmontaje parcial de la fachada del Edificio España

En una misiva al responsable del grupo chino, la regidora explica que permitirá "el desmontaje y posterior reconstrucción" de las fachadas protegidas.

Además, pide al grupo que conteste en este mes de abril su voluntad de seguir con la obra

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, permitirá a Wanda el derribo parcial y  posterior montaje de la fachada en la reforma del Edificio España, según se recoge en una carta enviada por la regidora a Michael Qiao, máximo directivo del grupo Wanda en España. La alcaldesa de Ahora Madrid tiende así la mano al grupo inversor para salvar lo que hasta ahora parecía un imposible, que se continuara con la rehabilitación de esta histórica propiedad en la Plaza de España.

En la misiva, adelantada por el medio digital Bez, se recoge textualmente que en la ejecución de las obras se podrá solicitar el “desmontaje y posterior reconstrucción” en el caso de que “se compruebe que pueda verse afectado de manera puntual algún elemento de la fachada protegida”. Le recuerda que siempre debe prevalecer la protección parcial del edificio aunque se explica que puede aplicarse con caracter excepcional esa fórmula permitida en un artículo del Plan General de Madrid, según la carta de Carmena.

Desde Urbanismo se explica que estos posibles desmontajes excepcionales deberán contar con permiso del Ayuntamiento.

Además, el consistorio pide al grupo Wanda, que compró el histórico edificio en 2014 al Santander por 265 millones, “la presentación de una carta confirmando la voluntad de continuar con la tramitación” del proyecto. Carmena, en este caso, pone como plazo abril de 2016.

Un portavoz oficial de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid asegura que la carta no tiene un contenido diferente a lo mantenido por ese área de Urbanismo hasta ahora. Aunque sí reconoce como novedad el calendario que se propone a Wanda y mantiene que el consistorio “vuelve a tender la mano al grupo para facilitar el proyecto poniendo a su disposición un calendario y expertos para un grupo de trabajo”.

El Grupo Wanda, controlado por el magnate Wang Jianlin, se ha encontrado con dificultades para realizar la reforma del rascacielos de los años cincuenta, debido a que la comisión de patrimonio (formada por Ayuntamiento y Comunidad de Madrid) no permitió al inversor chino el derribo del edificio, y posterior reconstrucción, ya que las fachadas están protegidas.

Ante estas dificultades, encargó a la consultora inmobiliaria JLL la venta del edificio, y por tanto, decidió abandonar el proyecto de construir un hotel, galería comercial y viviendas de lujo en ese emblemático inmueble. Ante esa situación, Qiao y Carmena se comprometieron en marzo a desbloquear la situación. Ahora llega la propuesta del consistorio madrileño, pero mientras tanto, el grupo chino ha desmantelado prácticamente su sede en Madrid y no ha presentado ningún proyecto alternativo, según comentan las mismas fuentes de Urbanismo.

De hecho, la búsqueda de compradores para el Edificio España sigue vigente, según fuentes del sector.

Según el nuevo calendario descrito en la carta del consistorio, a finales de abril se aprobaría el proyecto y a finales de año Wanda podría contar con la última licencia de obra para el edificio completo.