Pactos electorales

El PSOE no tiene “ningún temor” al pacto Podemos-IU

El PSOE no tiene “ningún temor” al pacto Podemos-IU

La dirección del PSOE tiene plena convicción de que va a seguir siendo la principal fuerza de la izquierda si hay nuevas elecciones generales y no tiene “ningún temor” de que pueda darse el “sorpasso” de una coalición entre Podemos e IU. Ferraz sostiene que la postura mantenida por la formación de Pablo Iglesias durante el proceso de negociación le va a hacer perder votos, por lo que tiene la seguridad de que los socialistas seguirán siendo la referencia en la izquierda.

“No tenemos ningún temor al sorpasso, porque no va a suceder. No se va a dar para nada”, señalan fuentes de la Ejecutiva socialista, que creen que el PSOE “tocó suelo” en las últimas elecciones y ahora verá mejorado su resultado gracias a la iniciativa mostrada por su líder, Pedro Sánchez, para intentar formar gobierno.

El pasado 20 de diciembre, el PSOE obtuvo 5,5 millones de votos y 90 diputados, el peor resultado de su historia en unas generales. Podemos cosechó 5,1 millones de votos y 69 diputados, contando los de En Comú Podem y En Marea, mientras IU-Unidad Popular, con Alberto Garzón al frente, consiguió 923.000 (dos escaños), por lo que la suma de ambas candidaturas hubiera rebasado los seis millones de papeletas.

Según el PSOE, los votos conjuntos de Podemos e IU el 20 de diciembre no son extrapolables a unos nuevos comicios. “No es algo matemático”, razonan en Ferraz para rebatir el optimismo de los partidos de Iglesias y Garzón por el impacto que tendría su pacto a escala nacional. Los socialistas recuerdan que los votos que cosechó IU fueron en el conjunto de las circunscripciones, por lo que “está por ver cómo se van a repartir ahora”. “En diciembre, el votante de IU tuvo opción de votar a Podemos y no lo hizo, y por eso no supone que lo vaya a hacer ahora. Si hubo votos distintos, es porque se quiso votar a fuerzas distintas”, argumentan desde la dirección del grupo socialista en el Congreso.

Para el PSOE, el más perjudicado en esta operación es IU porque la confluencia supondrá su “certificado de defunción” al quedar “fagocitado” por Podemos. “Alberto Garzón va a ser el liquidador del espacio político y de la tradición política que ha representado IU. Da cierta tristeza que haya claudicado, pese a que Podemos le perdió el respeto en la anterior campaña”, asegura un dirigente territorial del PSOE.

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha declarado, en una rueda de prensa tras el encuentro con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que su planteamiento de un Ejecutivo de gran coalición sigue vigente. "Lo sensato, lo lógico y razonable en una situación como esta es lo que se hace en Europa, como he dicho el 21 de diciembre". Respecto al posible pacto entre Podemos e IU, ha señalado que no le "queda claro" si este acuerdo se ha cerrado o no. "Lo que sí tengo claro es que esta coalición de radicales y extremistas sería una coalición pésima", ha añadido.