Investigación en el negocio móvil

Bruselas prepara nuevos cargos contra Google por Android

Madrid / Bruselas
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La Comisión Europea ultima un nuevo pliego de cargos contra Google. La segunda embestida de Bruselas contra la compañía en un año llega tras investigar durante los últimos 12 meses los contratos que Google mantiene con los fabricantes de móviles y tabletas que usan su sistema operativo Android. Competencia acusa al gigante de internet de obligar a sus socios a incorporar en sus teléfonos móviles las aplicaciones propias de Google (Gmail, Youtube, Chrome, Google Maps), sin que el usuario las haya elegido, lo que perjudicaría a otras aplicaciones y servicios alternativos y frenaría la innovación. La Comisión Europea podría aprobar hoy mismo las nuevas acusaciones, según fuentes comunitarias.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ya aseguró este lunes que su departamento está investigando “con detalle” los citados contratos, antes de concluir si obstaculizan la entrada de otros operadores. La comisaria señaló durante un discurso en Ámsterdam que la preocupación de Bruselas tiene que ver con que Google haya podido “cortar” el acceso del usuario a nuevas aplicaciones móviles, al exigir la instalación predeterminada de sus apps propias.

Las palabras de Vestager llegaban después de que Bloomberg señalara el pasado viernes que la Comisión Europea ultima un procedimiento contra Alphabet, la matriz de Google, por el sistema operativo Android. Según la citada agencia, el área de Competencia de la CE ha enviado requerimientos urgentes a los grupos que habían denunciado prácticas anticompetitivas en Android y podría presentar cargos contra la multinacional estadounidense esta semana. Un caso que recuerda al vivido hace años por Microsoft al vincular su sistema operativo Windows a su propio navegador Explorer y al Media Player. Una decisión que le costó una multa de casi 1.700 millones de euros.

Vestager aseguró que la investigación abierta a Google hace un año sigue su curso y que es prematuro concluir si la compañía ha vulnerado las normas comunitarias. “No puedo decir por ahora si ha roto las reglas”, insistió la comisaria, que aseguró que tampoco han resuelto la investigación abierta el pasado junio a Amazon sobre los contratos que esta establece con los editores, que podrían estar limitando la competencia.

Vestager señaló que el análisis que están haciendo sobre Google es necesario para asegurarse de que “las grandes empresas no tratan de protegerse a sí mismas de un modo que frena la innovación”, perjudicando a servicios alternativos, informó Efe. La comisaria añadió que la innovación no trata únicamente de desarrollar nuevas tecnologías, sino también de descubrir nuevas formas de hacer negocios, de modo que en este caso “los innovadores no tendrían ninguna manera de llegar a los clientes”.

Los cargos previsbles contra Google que presentará Bruselas llegarían después de que el pasado octubre, la Agencia Federal Antimonopolio de Rusia (FAS, en sus siglas en ruso) exigiera a Google abrir Android (que tiene una cuota de mercado mundial del 85%) a aplicaciones de competidores tras acusarla de abuso de posición dominante.

Numerosos expertos creen que este segundo cargo contra Google será mucho más grave que el primero (ligado al servicio comparativo de precios del buscador). Android es uno de los productos más estratéticos para la multinacional estadounidense, pues el  móvil se ha convertido en el centro neurálgico del desarrollo económico y la transformación digital.