Nueva economía

La CE lanza un plan para movilizar 50.000 millones para digitalizar la industria

Creará una pasarela digital única para resolver problemas entre Estados miembros.

Bruselas / Madrid
El responsable de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, durante la rueda de prensa de hoy.
El responsable de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, durante la rueda de prensa de hoy.

La Comisión Europea ha presentado hoy un agresivo plan con el que  pretende movilizar inversiones públicas y privadas por 50.000 millones de euros para digitalizar todos los ámbitos de la industria europea e impulsar tecnologías “prioritarias” como las redes móviles 5G, la computación en la nube, las tecnologías de datos o la ciberseguridad.

La iniciativa ha sido presentada en en rueda de prensa Andrus Ansip, vicepresidente de la CE y responsable de Mercado Único Digital, y los comisarios de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger, y de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas. El objetivo, según explicaron es ayudar a la industria, las pymes, los investigadores y las autoridades públicas europeas a sacar el máximo partido de las nuevas tecnologías..

Para lograrlo, la Comisión ha propuesto medidas para acelerar la elaboración de normas comunes en los ámbitos prioritarios (además de los citados, también estaría el internet de las cosas). Dentro de estos planes, la CE creará una nube europea que, como primer objetivo, pondrá en manos de los 1,7 millones de investigadores y 70 millones de profesionales de la ciencia y la tecnología un entorno virtual para almacenar, gestionar, analizar y reutilizar una gran cantidad de datos de la investigación.

La CE calcula que la iniciativa de computación en nube necesitará 6.700 millones de euros, de los que 2.000 millones saldrán del presupuesto comunitario y, 4.700 millones, de inversiones públicas y privadas en los próximos cinco años.

Sectores rezagados

Durante el encuentro, Ansip y los comisarios subrayaron la necesidad de que todas las empresas europeas de todos los sectores y tamaños utilicen plenamente las oportunidades digitales "si queremos ser competitivos a escala mundial. Los sectores tradicionales (como la construcción, la agroalimentación, el textil o el acero) y las pymes van especialmente a la zaga en su transformación digital". Según estimaciones de estudios recientes, la digitalización de productos y servicios aportará a los ingresos de la industria más de 110.000 millones de euros al año en Europa en los próximos cinco años.

El responsable de Mercado Único Digital admitió que varios Estados europeos han puesto en marcha estrategias para apoyar la digitalización de la industria, pero insistió que "hace falta una enfoque global a escala europea para evitar la fragmentación de los mercados y cosechar los beneficios de avances digitales como el internet de las cosas".

Como parte de este enfoque, la Comisión invertirá 500 millones en una red paneuropea de centros de innovación digital (centros de excelencia en tecnología) donde las empresas podrán obtener asesoramiento y poner a prueba las innovaciones digitales; establecerá proyectos piloto a gran escala para reforzar el internet de las cosas, la fabricación avanzada y las tecnologías en las ciudades y los hogares inteligentes, coches conectados o los servicios sanitarios móviles; adoptará una legislación que respalde la libre circulación de datos y aclare la propiedad de los datos generados por sensores y dispositivos inteligente, y revisará las normas sobre seguridad y responsabilidad de los sistemas autónomos.

También presentará una agenda sobre las cualificaciones de la UE para ayudar a dotar a las personas de las competencias necesarios para encontrar empleo en la era digital. Creará un marco de gobernanza con los Estados miembros y la industria para avanzar en la digitalización.

Modernización de la administración

Otro pilar que la CE quiere modernizar es la administración pública electrónica, para lo que sugiere crear antes del fin de 2017 una “pasarela digital única” que ofrezca a los usuarios información, asistencia y resolución de problemas entre Estados miembros. La Comisión aseguró que interconectará todos los registros mercantiles y de insolvencia y los conectará con el portal e-Justicia, que se convertirá en una ventanilla única.

Igualmente, ha asegurado que establecerá un proyecto piloto con las administraciones para que las empresas sólo presenten una vez sus papeles a los poderes públicos en un país de la UE, incluso si actúan en otros Estados miembros. La Comisión también ha apuntado que ayudará a los Estados miembros de la UE a desarrollar servicios transfronterizos de sanidad electrónica (como recetas electrónicas e historiales clínicos), y que acelerará la transición a la contratación pública o la firma electrónicas.

En el ámbito científico, la CE dijo que quiere abrir por defecto en 2017 todos los datos científicos financiados por la UE, crear una iniciativa en 2018 para acelerar las tecnologías cuánticas y, de aquí a 2020, desplegar una infraestructura a gran escala de computación y redes de alto rendimiento mediante la adquisición de dos prototipos de superordenadores y la creación de un centro europeo de macrodatos.

Para evitar la “fragmentación de los mercados” digitales en la UE, la CE indicó que centrará las inversiones en las asociaciones público-privadas de la UE y fomentará las oportunidades que ofrecen el Plan de Inversiones y los Fondos Estructurales y de Inversión.