La historia de Aston Martin, el coche favorito de James Bond

Aston Martin es el paradigma del buen gusto británico unido a su tradición automovilística

  • Sean Connery, que durante años interpretó a James Bond en el cine, posa con un Aston Martin DB5
    1

    El Aston Martin DB5 fue el primer modelo de la marca en aparecer en una película de James Bond. Lo hizo en Goldfinger (1965), con Sean Connery al volante. Un modelo que, para muchos, está entre los más bellos de la historia de la automoción, y que también ha aparecido en Goldeneye o El mañana nunca muere

  • El conocido como A3, en primer término, es el Aston Martin más antiguo que se conserva.
    2

    Conocido como A3, este modelo es el Aston Martin más antiguo que se conserva. Fabricado en 1922, fue adquirido a principios de este siglo por la Aston Martin Heritage Trust, una asociación que trabaja por preservar la historia de la marca.

  • El Aston Martin Atom, de 1939
    3

    El Aston Martin Atom fue un prototipo diseñado en 1939, antes de que la marca tuviera que dejar de producir automóviles debido a la Segunda Guerra Mundial. Aunque nunca se fabricó a gran escala, fue fundamental en la historia de la marca, y es que fue el motivo por el que David Brown, el empresario que llevó a Aston Martin a lo más alto, compró la empresa.

  • El Aston Martin DB5
    4

    Considerado como el Aston Martin más bello, el DB5 es el modelo más icónico de la marca. Sus formas y su estética no han pasado de moda pese a que se fabricó hace 50 años.

  • Daniel Craig, el último James Bond, con el Aston Martin DB10
    5

    El último Aston Martin en aparecer en las películas de James Bond ha sido el DB10, creado específicamente para Spectre, estrenada el año pasado. Un modelo equipado con un motor de 4,7 litros y ocho cilindros en V.