Energía

REE defiende los pagos eléctricos que investiga Bruselas

José Folgado, presidente no ejecutivo de REE y Juan Lasala, consejero delegado, ayer en Madrid.
José Folgado, presidente no ejecutivo de REE y Juan Lasala, consejero delegado, ayer en Madrid.

El presidente de REE defendió ayer “los instrumentos” de la tarifa eléctrica que sirven como incentivo a algunas centrales y a la industria que ha puesto en cuestión la Unión Europea en una investigación. En una rueda de prensa previa a la junta de accionistas que se celebra hoy, y en alusión a los pagos por capacidad y la interrumpibilidad, José Folgado rechazó que estos pagos, “en el caso de España, “sean ayudas de Estado”. En su opinión, “o se hacen pronto las interconexiones o que no me venga la UE a hablar de ayudas de Estado”.

El presidente de REE, que hoy deja los poderes ejecutivos que pasan al consejero delegado, Juan Lasala, no ve ningún “peligro de que se vayan a eliminar dichos pagos”. Por su parte, el director de operaciones de REE, Miguel Duvison, aclaró que los llamados pagos por capacidad que investiga la Comisión Europea, solo los cobran los ciclos combinados, ya que las centrales de carbón dejaron de recibirlos desde el 31 de diciembre de 2014.

En cuanto a la interrumpilidad (o descuento en el precio de la energía que recibe la industria a cargo del sistema eléctrico), Duvison la defendió a capa y espada: “es el último recurso para garantizar el suministro”, a pesar de que reconoció que hace ya 10 años que no se ha cortado el suministro a ninguna instalación industrial, debido a la alta cobertura del sistema para atender la demanda, y a que anteriormente solo en contadas ocasiones se había recurrido a tomar estas medidas.Duvison calificó la interrumpiblidad como un seguro de incendio para el sistema que, aunque no se necesite, “hay que tenerlo”. Preguntado si no considera excesivamente oneroso este servicio (unos 500 millones al año), dijo que esta “es una cuestión que debe determinar el Gobierno”, que es el competente para ello.

En cuanto al ahorro que ha supuesto para los consumidores españoles la puesta en funcionamiento la interconexión con Francia, el operador del sistema la evaluó en unos 100 millones de euros anuales, solo por “la reducción del gap de precios eléctricos entre los dos países”. En Francia estos son más baratos y España es importadora de energía.

Hace 10 años que no se interrumpe el suministro a ninguna planta industrial

A la vista del informe preliminar de la investigación abierta por Competencia a 11 países el año pasado, empresas del sector de las renovables se han mostrado en contra de los pagos por capacidad a las energías tradicionales. Incluso Los Verdes han ido más allá al acusar a la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, de intentar dar cobertura a algunas modalidades de pago.

Sobre la investigación abierta también por la UE sobre el monopolio de las interconexiones de que disfruta REE, su presidente aseguró ayer que, “de momento, cumplimos perfectamente las normas, nosotros y los 40 TSO [operador del sistema y transportista] que hay en Europa”. Y añadió que “nuestros niveles de eficacia no se alcanzarían con otros modelos”.

Folgado, que acaba de cumplir 72 años y preside la compañía desde 2012, continuará como consejero externo y presidente no ejecutivo. “No hay ningún tipo de prejubilación”, aclaró, “yo no me aferro a ningún cargo ni busco nada material”, quien fue secretario de Estado de Energía siendo Rodrigo Rato ministro de economía. Sobre un hipotético Gobierno PSOE-Podemos, Folgado dijo que “no critica siglas”, sino propuestas programáticas que “inhiben la inversión privada” y que se apartan “del necesario modelo de colaboración publica-privada”.

Por su parte, el consejero delegado, señaló que la compañía estudia la puesta en marcha de otros proyectos, además del de Chira-Soria, en Canarias, concretamente en Tenerife y La Palma. En Canarias, la compañía destacó la buena sintonía con las autoridades y consideró “fundamental” que “no se pongan retrasos” en lo que está ya en proceso.

Los accionistas de REE votarán hoy las reelecciones de Fernando Fernández como consejero dominical (por la SEPI) y de Carmen Gómez como independiente, así como la ratificación de José Ángel Partearroyo como dominical también en representación de la SEPI, y del político del PP Agustín Conde como independiente.

El dividendo subirá entre un 5% y un 6%

Además de la separación de funciones ejecutivas, la junta de REE aprobará hoy las cuentas de 2015, año en el que la compañía aumentó su beneficio un 8,3% en términos homogéneos, hasta los 606 millones.

También se propondrá la aprobación de un dividendo anual de 3,21 euros por acción, lo que significa una subida del 7% sobre el año anterior. Y el desdoblamiento del número de acciones de la sociedad mediante la reducción de su valor nominal de dos euros a cincuenta céntimos por acción, a razón de cuatro acciones nuevas por cada acción antigua, sin variación de la cifra del capital social, delegando en el consejo de administración la ejecución del acuerdo.

REE mantiene el compromiso de su plan estratégico de que el beneficio por acción suba una media anual de entre el 5% y el 6% hasta 2019.