Entrevista

Walter Ji: “Huawei superará a Samsung y Apple antes de cinco años”

Walter Ji, presidente de la unidad de consumo de Huawei Europa.
Walter Ji, presidente de la unidad de consumo de Huawei Europa.

El gigante tecnológico chino Huawei empieza a resultar cada vez más molesto para Samsung y Apple. La multinacional asiática ha pisado definitivamente el acelerador en el mercado de los smartphones y las últimas cifras alcanzadas por la compañía en este negocio parecen demostrar que su estrategia está resultando acertada para seguir arañando cuota de mercado a sus rivales más poderosos.

En 2015, la unidad de consumo de Huawei generó unos ingresos de 20.000 millones de dólares (más de 17.000 millones de euros), con un crecimiento interanual del 73%, después de vender 108 millones de smartphones (un 44% más frente al año anterior), lo que le aseguró su posición como tercera marca global más importante del mundo en esta actividad. Pero su ambición va más allá: “Superaremos en un plazo de tres a cinco años a Samsung y Apple”, explica en una entrevista con CincoDías Walter Ji, presidente del área de consumo de Huawei en Europa, donde los smartphones representan el 80% del negocio.

El directivo explica que las previsiones para este año es seguir creciendo a fuerte ritmo en este negocio. “Entre un 50% y un 80%, lo que supondría superar los 30.000 millones de dólares de facturación. Y la clave para lograrlo está en el foco especial que hemos puesto en los productos premium, pues el empeño de Huawei es proveer al mercado de smartphones de gama alta y gran calidad, con un objetivo claro: mejorar la experiencia del usuario”, continúa Ji, que destaca que la cultura de su compañía, “una empresa no cotizada y sin planes para hacerlo”, está marcada “por la perspectiva de conseguir un crecimiento saludable y sostenible”.

Huawei alcanzó el pasado año una facturación global de 60.800 millones de dólares (unos 54.000 millones de euros), incluyendo su negocio principal de redes y el negocio para empresas. “La unidad de consumo supuso un tercio de nuestros ingresos y la meta para este año es que el peso de este negocio aumente hasta el 40%”, continúa Ji, que está convencido de que entre las razones del éxito de Huawei está “la buena evolución de nuestros móviles de la serie P [el último es el P9, presentado la semana pasada en Londres junto a la empresa Leica] y de la serie Mate, sobre todo en el mercado chino, donde ya ocupamos la primera posición”.

En España, la firma también ha conseguido un gran éxito. En 2015, creció un 60% y vendió dos millones de móviles. Sus smartphones fueron los segundos más vendidos tras los de Samsung. Ji destaca la posición “de liderazgo” del mercado español, que les permite conocer, dice, cuáles son las necesidades de los clientes premium. Según el directivo, las perspectivas para España es cerrar 2016 con una cuota de mercado en teléfonos inteligentes de entre un 20% y un 25% (en 2015 fue del 13%). Según GFK, en el trimestre que va desde diciembre de 2015 a febrero de 2016, Huawei ha crecido más de un 4,5% y se ha hecho con una cuota del 22,6%. “Los productos de entre 300 a 400 euros supusieron en 2015 en torno a un 40% de nuestras ventas en España y el objetivo para este año es posicionarnos fuerte en la gama por encima de los 400 euros, donde productos como el P9 van a tener una gran importancia para nuestro crecimiento en el país”.

"Esperamos cerrar este año en España con una cuota de mercado en el negocio de ‘smartphones’ de entre el 20% y el 25%, frente al 13% que alcanzamos en 2015”

España está, según destaca el ejecutivo, entre los cinco mercados más importantes por ingresos para Huawei y entre los 3 primeros por cuota de mercado, excluyendo China.

Lo cierto es que Huawei lleva cinco años tratando de transformar su negocio de móviles desde un fabricante de terminales baratos a otro capaz de competir con los líderes de la industria. Yparece estar lográndolo. Para construir la marca global de productos de alta gama con la que quieren ser reconocidos, la compañía ha elevado su gasto en marketing y su inversión en I+D (9.200 millones de dólares en 2015, superior a los 8.100 millones de Apple).

Con todo, la firma aún tiene un largo camino por recorrer porque en el cuarto trimestre de 2015 alcanzó una cuota mundial en smartphones del 8,1%, frente al 21% de Samsung y el 19% de Apple, según IDC. Ji, como otros directivos, es consciente de que Huawei necesita aún tiempo para construir su marca, pero la compañía ha puesto en marcha acciones para lograr ser una marca más atractiva y “donde la calidad es lo prioritario”. Para empezar han sustituido el plástico por el metal en sus terminales premium, han incluido en ellos características como los sensores de huella dactilar, y para reducir costes y tener un mayor control sobre el rendimiento de sus teléfonos y su calendario de actualización está desarrollando sus propios procesadores como hacen Apple y Samsung.

“El sector es muy dinámico y muchos fabricantes de móviles no pueden mantener un crecimiento sostenido. Por ello es clave tener una estrategia clara para no enfrentarse a problemas”, dice Ji, que defiende el modelo de negocio de Huawei basado en lo que llama la “sabiduría colectiva”. “Este se cimenta en nuestra capacidad de atraer talento, en nuestros centros de I+D mundiales y los centros de innovación conjunta con los operadores. En definitiva, en la voluntad que tenemos de cosechar relaciones de cooperación y colaboración en un entorno de ecosistema, donde la innovación y la gestión de esta es clave, porque la innovación es una maratón; no tiene atajos”.

“De abrir una tienda propia, elegiría Madrid”

Dentro de la nueva estrategia de Huawei de posicionarse como una marca premium, la compañía china inauguró ayer en El Corte Inglés de Castellana, en Madrid, un punto de venta totalmente renovado. “No solo tenemos el doble de espacio que antes, sino que hemos cambiado todo el look & feel de la tienda, con acabados en madera y metalizados. La idea es que la gente pueda venir aquí y probar todos nuestros dispositivos”, indicó Ji, que destacó que esta es la primera vez que “presentan lejos de China este nuevo estilo de tienda, flexible, que permite acoger diversas actividades”.

Según el directivo, este espacio servirá como referente en el despliegue internacional de la nueva imagen de Huawei, que muy pronto se extenderá a otros puntos de venta de Europa y EEUU. “Tenemos un plan muy ambicioso para tener más tiendas como esta en otros países”.

Ji aseguró que Huawei no tiene planes para abrir tiendas al estilo Apple, pero no descartó que puedan hacerlo en el futuro. En China sí tienen tiendas propias a pie de calle. “Por ahora estamos focalizados en crear puntos de venta a través de socios como El Corte Inglés pero la posibilidad futura existe. Si finalmente tomáramos la decisión de abrir una [flagship store], Madrid sería mi primera opción”, dijo.

El valor de la marca Huawei asciende hoy a 5.000 millones de dólares; es una de las que más rápido crece en el sector tecnológico. En 2015, por segundo año consecutivo se coló en el ranking de Interbrand de las 100 marcas más valiosas (puesto 88). La firma está impulsando su marca entrando también en nuevos negocios. En 2015 lanzó el smartwatch W1 “y pronto lanzaremos el W2”. En Barcelona anunció su primer portátil, el MateBook, que “empezaremos a comercializar este junio”. Ji cuenta también que están invirtiendo en realidad virtual, aunque aún no tienen planes para lanzar ningún producto en este segmento. “No llegamos tarde, porque es una tecnología que está en un estadio inicial”, defiende.