Mercado hotelero

Marriott pone el centro de Madrid en su diana hotelera

Hotel Santo Mauro de Madrid, gestionado bajo la enseña Autograph de Marriott.
Hotel Santo Mauro de Madrid, gestionado bajo la enseña Autograph de Marriott.

Marriott quiere dar un impulso a su estrategia en España. El grupo hotelero estadounidense, que acaba de cerrar su fusión con Starwood, ha situado en su punto de mira el mercado hotelero nacional, en el que también se han fijado no pocos inversores internacionales. “Hay proyectos interesantes y estamos analizando opciones de diferentes características en estos momentos”, aseguran desde la compañía, que apunta a zonas como Baleares, Canarias, Costa del Sol o Madrid.

La cadena hotelera, presente en España con 77 establecimientos y con marcas como AC Hotels, Autograph Collection, Courtyard, Marriott, Renaissance y The Ritz-Carlton, apunta que sus planes de expansión pasan por introducir en el mercado español enseñas que aún no están presentes, como JW Marriott o Moxy, o ampliar la presencia de otras como Renaissance, Edition –que abrirá en 2017 su primer establecimiento en Barcelona–, Courtyard o Residence Inn-

En el caso de Madrid, el grupo, que opera principalmente en régimen de franquicia, reconoce que “hay muchos proyectos hoteleros y un gran interés por parte de los inversores internacionales que quieren comprar inmuebles”.

Un interés que coincide además con la llegada a la capital de enseñas como Four Seasons, Mandarin en el Ritz o W de Starwood. “En los próximos tres años la ciudad se va a reposicionar como destino turístico de lujo”, añaden desde Marriott, algo que “elevará las tarifas de forma significativa”, añaden.

Lo cierto es que los precios de los establecimientos hoteleros de cinco estrellas de Madrid se sitúan en el top 10 de las capitales europeas con la media más baja de precios, según el estudio Hotel Price Index de Hoteles.com. Así, la media para un establecimiento de esa categoría en la capital está en los 168 euros por noche, frente a los 233 de Barcelona o los 359 de París.

Marriott prevé este año firmar varios acuerdos para operar nuevos hoteles en el centro de Madrid y desde la compañía señalan el interés en dar entrada en la capital a marcas suyas como Renaissance, JW Marriott, Edition, Moxy o Residence Inn o ampliar la presencia de Autograph. “Tenemos siete marcas para implantar en Madrid y hay espacio y oportunidades para todas ellas”, apuntan fuentes del grupo hotelero.

El principal hito que afronta este año el grupo estadounidense es su integración con Starwood, después de la luz verde que recibieron ambas empresas a su fusión por parte de sus accionistas la semana pasada y que Marriott confía en tener cerrada a finales de junio. Una fusión que supone la creación de un gigante hotelero con 1,1 millones de habitaciones en todo el mundo en más de 5.500 hoteles y que aglutinará marcas como Westin, W, St. Regis y Sheraton, junto a otras como Courtyard y Ritz-Carlton.

La operación, que a punto estuvo de no producirse tras la irrupción del consorcio formado por la aseguradora china Anbang, JC Flowers y Primavera Capital, que retiró finalmente su oferta, ha recibido por el momento el visto bueno de las autoridades de competencia de Estados Unidos y Canadá, pero necesita aún la de los reguladores europeos y chinos.

El futuro conjunto de ambos grupos hoteleros, que cuentan con una cartera muy amplia de marcas que abarca diferentes nichos y públicos, pasa por el análisis de todas las enseñas y su integración o reposicionamiento. Una integración en la que trabaja desde hace más de dos meses un equipo de cerca de 40 personas de forma exclusiva. En el caso de España, fuentes de Marriott apuntan que los activos de Starwood se integrarán sin ningún problema.

Starwood gestiona 18 establecimientos en España, entre los que están varios hoteles emblemáticos como The Westin Palace de Madrid, el W de Barcelona o el Hotel Marqués de Riscal en El Ciego, La Rioja. Su cartera de activos se encuentra repartida en Canarias, Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares, País Vasco y La Rioja.

El objetivo de Marriott pasa por realizar durante los próximos años un proceso de integración de Starwood “sencillo, tanto para los propietarios de los inmuebles como para los clientes”, aseguran fuentes de la cadena hotelera. Con todo, reconocen que al menos hasta finales de año los dos equipos seguirán trabajando de forma independiente y continuarán buscando oportunidades de crecimiento en España. Algo que, fuentes del sector aseguran que está provocando que ambas empresas compitan dentro de un mismo proceso de elección de operador para un hotel.

En el caso de AC Hotels by Marriott, fundada por Antonio Catalán, desde Marriott afirman que es “una marca core para nosotros”. El grupo hotelero con el que Catalán firmó una joint venture en 2010, mantiene que “es una marca con gran crecimiento para nosotros, especialmente en EE UU, donde tenemos más de 50 hoteles firmados”, mientras que en España tendrá una expansión “menos agresiva que dependerá del posicionamiento de la marca” en los próximos meses tras la integración con Starwood.