Mercado musical

No mas baladas tristes, la música vuelve a crecer

No mas baladas tristes, la música vuelve a crecer

La industria discográfica internacional ingresó 15.000 millones de dólares (13.134,38 millones de euros) en 2015, lo que supone un 3,2% más que el año anterior y una “esperanzadora mejoría” dado que el sector logra su “mayor crecimiento” interanual desde comienzos de siglo.

Así se refleja en la más reciente edición del Global Music Report (Informe Mundial de la Música), el informe anual que elabora la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI) sobre el sector y que ha sido presentado este martes 12 de abril en Londres.

Según ha indicado Promusicae (Productores de Música de España), tras el desplome de los formatos físicos y las “dentelladas” de las descargas ilegales durante más de diez años, la industria discográfica parece “repuntar lentamente”, también en España, donde ha habido mejorías en los dos últimos ejercicios después de un “descalabro ininterrumpido” desde 2001.

El informe de IFPI revela que en 2015 los formatos digitales superaron en ventas a los físicos, de tal forma que el 45% de los ingresos provinieron del área digital, frente al 39% de los formatos físicos y el 16% referente en su mayoría a los derechos de comunicación pública (radios y televisiones). Así, el apartado de lo digital registra una subida del 10,2%, frente la contracción de 4,5 puntos que experimenta el negocio físico.

A juicio de Promusicae, esta brecha abierta entre la rama digital y los productos físicos es debida a la “abrumadora” aceptación del streaming, pues los ingresos por esta modalidad de consumo musical han crecido un 45,2% en el último año y son el 19% del total de la industria, con 68 millones de usuarios de pago en todo el mundo, frente a los 41 millones de 2014 y los 8 millones de 2010.

En España, los ingresos por descargas, streaming y otros productos digitales ascendieron en 2015 hasta los 67,6 millones de euros, frente a los 66,3 facturados por las ventas de formatos físicos como los cedés o los elepés. Así, el mercado digital representó el pasado año el 38% del total, seguido del físico (37%), el de la comunicación pública (24%). El 1% restante se atribuye al uso de fonogramas, que acompañan piezas audiovisuales como anuncios o películas.

De esta forma, el informe pone de manifiesto que la industria de la música grabada en España ingresó en 2015 un total de 161,5 millones de euros, cifra que supera en diez puntos porcentuales los ingresos del año anterior (146,8 millones de euros). “Los 605 millones que se llegaron a contabilizar en el mercado español allá por 2001 son ya inalcanzables e irrepetibles”, ha manifestado Promusicae.

En relación con la “llamativa revitalización” del vinilo, los Productores de Música de España han apuntado que se han vendido 1,1 millones de elepés en 2015, frente a los 600.000 vinilos vendidos el año anterior.

Por lo demás, la artista británica Adele vuelve a ser la gran triunfadora digital del año 2015, con 17,4 millones de ejemplares del álbum '25' vendidos, lo que quintuplica los 3,5 millones de ventas de 'X' de Ed Sheeran y '1989' de Taylor Swift. En cuarto lugar aparece 'Purpose' de Justin Bieber con 3,1 millones de unidades vendidas, seguido de 'In the lonely hour' de Sam Smith, que vendió 2,6 millones el pasado año.

En España, este ranking lo encabezan Alejandro Sanz ('Sirope'), Pablo Alborán ('Terral') y Manuel Carrasco ('Bailar el viento'), seguidos de Adele, Gemeliers, Antonio José, Malú, Fito & Fitipaldis, Melendi y Joaquín Sabina.

Finalmente, las canciones preferidas de los españoles en 2015 han sido 'El perdón', de Nicky Jam y Enrique Iglesias; 'Cheerleader', de Omi; 'Lean on', de Major Lazer; 'La gozadera', de Gente de Zona y Marc Anthony, 'Uptown funk', de Mark Ronson con la voz de Bruno Mars; y 'Thinking out loud', de Ed Sheeran.