El streaming creció un 25%

El auge de los formatos digitales impulsa las ventas de música

La previsión del sector es que a lo largo de 2016 los modelos de consumo online sobrepasen por primera vez a la música física

El auge de los formatos digitales impulsa las ventas de música

Los españoles siguen escuchando música, pero cada vez compran menos discos. Hace tan solo 10 años se vendían en España 40 millones de compact disc; el último informe de Promusicae, asociación que agrupa al 90% de los productores nacionales de música grabada, refleja que en los últimos 12 meses esa cifra no alcanzó los 10 millones (una bajada del 75%). Los datos totales son, sin embargo, positivos para el sector. Frenada la caída ininterrumpida en la última década, se consolida el crecimiento de la ventas, por segundo año, con un incremento del 7% y unos ingresos de 160,2 millones de euros (pero muy lejos de los 603 millones de 2001). El auge de los formatos digitales, en particular el éxito del streaming, explica el crecimiento en un año en que las ventas físicas siguieron desinflándose.

El peso del mercado digital y el físico están ya prácticamente empatados, con un 49,4 y 50,6%, respectivamente. La venta del soporte físico alcanzó a los 81,1 millones, pero decreció un 6,7% respecto a 2014. En cambio, las modalidades digitales aportaron al sector 79 millones de euros, con un crecimiento interanual espectacular: 25,6%. La previsión del sector es que a lo largo de 2016 los modelos de consumo online sobrepasen por primera vez a la música física.

  • La vida del soporte físico

El streaming acaparó el 82% del negocio digital con una facturación de 64,5 millones. El 65% de esos ingresos proviene de las suscripciones de pago (41,9 millones) frente a las opciones gratuitas, con un 35% (22,6 millones procedentes de la publicidad). “El número de usuarios que disfrutan de una suscripción premium a estos servicios de streaming ha crecido en los últimos 12 meses algo más del 35%, superando por primera vez la barrera de los 500.000 usuarios de pago”, ha señalado el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola.

Las 100 canciones más escuchadas en estos servicios de música en 2015 acumulan un total de 1.363 millones de reproducciones (13,6 millones de escuchas de media), lo que supone un 50% más que el año anterior. “Otro dato que revela la buena salud del streaming”, ha asegurado.

Las descargas de canciones, álbumes o vídeos representa el 16% de la tarta digital con 12,7 millones, mientras que los productos específicos para móviles, como los tonos o llamados ringbacktones (canciones para amenizar la espera hasta que se descuelga la llamada) suponen el 2% restante (1,7 millones).

El responsable de Promusicae ha considerado “muy alentador” que crezcan las suscripciones de pago y que el consumidor “responda ante los nuevos servicios de música”, pero ha expresado todavía “cierta preocupación por la falta de protección” que sufre la industria desde “hace más de una década”. Por ello, ha confiado en que “el próximo Gobierno se preocupe más por la protección de la cultura”.

  • El vinilo, imparable

A pesar de la tendencia general de consumir cada vez menos música física, hay un formato que año tras año, lejos de perder adeptos, los gana sin descanso: los vinilos. En 2005, se vendieron unos 15.000 ejemplares; 10 años después, la cifra aumenta hasta unos imparables 362.000 discos (un incremento del 39,3% con respecto a 2014 y del 2.400% si se tiene en cuenta desde mediados de la década pasada).

La moda vintage, que los ha situado como bienes de colección, y la determinación del sector de apostar por nuevas ediciones remasterizadas de grandes clásicos como Neil Young, Pink Floyd o Radiohead, que acaparan la lista de los más vendidos, son algunas de las explicaciones de este crecimiento. Este fenómeno no es nacional. El informe de la IFPI, la asociación que agrupa a los distribuidores internacionales, refleja un aumento de las ventas de vinilos del 55%; un 800% en los últimos cinco años.