Crean un gigante hotelero

Starwood y Marriott dan luz verde a la creación el mayor gigante hotelero

Fotomontaje de un The Ritz-Carlton, de Marriott, junto a un St. Regis, de Starwood.
Fotomontaje de un The Ritz-Carlton, de Marriott, junto a un St. Regis, de Starwood.

Los accionistas de Marriott y Starwood han aprobado la fusión de los dos grupos hoteleros. La que parecía en noviembre de 2015 una integración prácticamente hecha y que valoraba a Starwood en 12.200 millones de dólares, unos 11.380 millones de euros, se torció en marzo con la aparición del consorcio liderado por la aseguradora china Anbang, que presentó una oferta superior por el grupo hotelero.

Una irrupción que motivó que el consejo de Starwood instara a Marriot a presentar una mejora de su oferta, que fue contestada con una nueva contraoferta del consorcio liderado por Anbang, que nunca llegó a presentarse en firme.

Un embrollo que se resolvió al final con la marcha atrás de Anbang y sus socios JC Flower y Primavera Capital tras confirmar que retiraban su oferta y apuntando como causa a “las condiciones del mercado”.

Los inversores con el 79% de los derechos de voto de Marriott han aprobado la operación, que también contó con el visto bueno del 63% de los derechos de voto de Starwood. El consejero delegado de Marriott, Arne Sorenson, aseguró que “apreciamos el voto de confianza de los accionistas en nuestra capacidad para lograr un valor a largo plazo en la empresa conjunta”.

Los accionistas de Starwood recibirán por cada uno de sus títulos 0,8 acciones de Marriott y 21 dólares en efectivo, lo que supone valorar al grupo en 13.600 millones de dólares. Con la luz verde de los accionistas se pone en marcha la integración de ambas compañías, pendiente aún del las autoridades de la competencia de Estados Unidos, Canadá y otros países, que se prevé esté completada durante la segunda mitad del año.

La fusión entre Marriott y Starwood creará un líder hotelero mundial que tendrá 5.500 hoteles en todo el mundo y un total de 1,1 millones de habitaciones. El gigante agrupará 30 marcas distintas, como W y Edition o Sheraton y Marriott, que en algunos casos se solapan entre sí, lo que provocará que el proceso de integración dure entre dos y tres años.