Cambios en el gigante de las telecos

Telefónica comienza la era Pallete con nuevos cambios en el consejo

El consejo aprueba hoy el nombramiento de Pallete como nuevo presidente en sustitución de Alierta

También aprobará el orden del día para la junta de accionistas, que incluye el dividendo

José María Álvarez-Pallete y César Alierta.
José María Álvarez-Pallete y César Alierta.

Nueva etapa en Telefónica. El consejo de administración de Telefónica, con la presencia de los accionistas de referencia, BBVA y La Caixa, va a aprobar este viernes el nombramiento de José María Álvarez-Pallete como nuevo presidente ejecutivo en sustitución de César Alierta. El directivo, el más veterano de la operadora y que que ha sido consejero delegado desde 2012, toma el mando de una compañía que cuenta con más de 322 millones de clientes, repartidos en una veintena de países a ambos lados del Atlántico.

Pallete, que ha sido también presidente de la teleco en Latinoamérica y Europa, llega a la empresa con el objetivo de acelerar su transformación digital. Alierta permanecerá en el consejo y seguirá como presidente de la Fundación Telefónica.

Entre las primeras tareas que va a afrontar es la renovación del consejo de administración, que podría ser amplia. Según fuentes del sector, entre los consejeros que podrían salir de la operadora figuran José Fernando Almansa, ex jefe de la casa del Rey, que forma parte de este órgano de gestión desde el año 2003.

Otros miembros que podrían salir Alfonso Ferrari y Carlos Colomer, cuyo mandato concluye. Ambos han estado en el consejo desde 2001. De todas formas, otras fuentes del mercado señalan que la renovación va a ser más amplia. Entre los consejeros que finalizan mandato en 2017 figura Gonzalo Hinojosa. En el mercado también se especula con la posible salida del consejo de Santiago Fernández Valbuena, uno de los hombres fuertes del grupo en los últimos años, en los que ha ocupado cargos como el de ex director financiero de la operadora y ex presidente de Telefónica Latinoamérica.

El consejo de administración también va a tratar la fecha y el orden del día de la junta de accionistas de mayo. Uno de los puntos importantes que deberá tratar la junta de accionistas es el dividendo. En febrero pasado, el consejo de administración de Telefónica propuso el pago de 0,75 euros por acción en efectivo junto con la amortización de un 1,5% del capital.

En el caso de un retraso en la venta de la filial británica O2, la teleco repetiría la fórmula de 2015, que contempló el pago de 0,40 euros por título en efectivo y 0,35 euros por acción bajo la fórmula del scrip dividend (el inversor puede elegir entre efectivo y acciones de la compañía).

De igual forma, el consejo de Telefónica también estudiará este viernes la elección de la nueva auditora de la compañía, tras la finalización del contrato de EY (antigua Ernst & Young), que ha auditado a la operadora desde el año 2005. Solo en 2015, EY percibió 20,94 millones de euros, por 21,30 millones en 2014. El nombramiento del nuevo auditor deberá ser ratificado por la junta de accionistas.

Tareas que afronta el nuevo presidente

José María Álvarez-Pallete se estrena en la presidencia de Telefónica pendiente de la fase final de la venta de O2 a Hutchison. La operación debe ser aprobada por la Comisión Europea, que tiene de plazo hasta el 19 de mayo. En la operadora hay convencimiento de que Bruselas resolverá positivamente el expediente y autorizará la transacción. La venta de O2, valorada en más de 13.000 millones de euros, tiene gran relevancia dentro de la estrategia de reducción de endeudamiento de Telefónica. Al cierre de 2015, la deuda neta ascendía a 49.921 millones, con un ratio de apalancamiento de 2,91 veces el ebitda. El objetivo es situarlo por debajo de 2,35 veces.

Otro de los puntos claves es la posible OPV de Telxius, filial de infraestructuras que engloba torres de telefonía móvil y cables submarinos. Telefónica, que ha aportado ya activos a Telxius de países como España, Perú, Chile y Brasil, tiene previsto enviar el folleto a la CNMV durante ese mes de abril.

En términos generales, Pallete tiene como tarea la implantación del plan estratégico, presentado en la cumbre de directivos, para la transformación digital.

De igual forma, afronta el reforzamiento de la empresa en países como Brasil, castigado por la crisis económica, y España, donde la teleco está cerrando un plan de bajas voluntarias que provocará la salida de más de 3.600 personas.