La segunda reestructuración bancaria

Bankia refuerza sus cajeros para compensar sus cierres

Tras el ajuste de oficinas, sigue cerrando sucursales, 77 en dos años

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados de la entidad. EFEArchivo
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados de la entidad. EFE/Archivo EFE

Bankia ha decidido impulsar su extensa red de cajeros. Pese a haber cerrado unas 1.200 oficinas desde 2013, el banco ha renovado el 84% de sus 5.516 terminales. Bankia considera estratégicos sus cajeros al dar servicio al cliente y aligerar trabajo a la red.

La transformación de la banca se va apuntalando poco a poco. La caída del negocio como consecuencia de operar bajo la presión de unos tipos de interés al 0% y la cada vez mayor digitalización de los servicios de estas entidades, están modificando no solo las relaciones de los clientes con sus entidades, sino también los modelos de las propias instituciones financieras. Todo está confluyendo en una relación más digital y menos personal, lo que tiene como derivada una nueva vuelta de tuerca al cierre de sucursales.

Bankia, como consecuencia de su nacionalización en 2012, producida antes de que el BCE decidiese bajar los tipos de interés al 0%, fue la primera gran entidad española en abordar una drástica reestructuración, que afectó a más de 5.000 empleados y supuso el cierre de 1.100 sucursales. Desde entonces, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha seguido cerrando sucursales con cuenta gotas, unas 77 desde 2013.

Pero ha compensado este recorte con un reforzamiento de sus cajeros automáticos. En los últimos tres años el banco ha renovado 3.026 cajeros con una inversión de 100 millones de euros, el 54,86% del total de su parqué. De esa innovación, un total de 2.346 terminales se han instalado nuevos y el resto se han renovado totalmente (lo que supone mantener su carcasa y cambiarles toda la tecnología). Solo durante el pasado año se instalaron 693 cajeros automáticos nuevos. En la actualidad, Bankia tiene 5.516 terminales, de los que 4.830 están en oficinas y otros 686 son conocidos como cajeros desplazados.

En 2015 se realizaron 241,68 millones de operaciones en estos dispositivos. Los cajeros permiten realizar un total de 51 operaciones diferentes, entre las que se incluye el pago de impuestos o la realización de transferencias. Muchos de ellos incluso devuelven monedas para hacer la operativa de pago de impuestos.

Del total de cajeros, 3.316 están adaptados con audio para las personas que lo necesiten y un total de 607 están ubicados en zonas poco pobladas. Hay que tener en cuenta que Bankia cuenta con menos de 2.000 oficinas, y tras su reestructuración hay poblaciones en las que su presencia a través de sucursales es nula o casi nula. Los planes ahora son renovar otros 1.600 durante este año, según anunció Goirigolzarri recientemente. Tras esta nueva modernización de sus cajeros, ya el 84% habrá sido renovado en menos de cuatro años.

Bankia asegura que durante los últimos años se ha avanzado y mejorado los servicios que a través de este canal se prestan a los clientes. Como ejemplos la entidad financiera cita que en sus cajeros se dan la opción de emitir E-Justificantes de operaciones (ingresos, transferencias, etc.). El cliente puede elegir dónde quiere recibir el justificante de la operación (teléfono o e-mail). También es posible el desbloqueo de claves a través de este canal. Los cajeros automáticos cada vez realizan más tareas con lo que se consigue rebajar el trabajo de ventanilla de las oficinas, por ello, los bancos consideran que es importante que los empleados de las sucursales conozcan toda la potencialidad de los mismos.