La responsabilidad por la quiebra de las cajas de ahorro

Se abre juicio a la excúpula de CAM por falsear las cuentas

La Audiencia Nacional juzgará al expresidente de la CAM Modesto Crespo por estafa

El expresidente de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Modesto Crespo, saluda al director general, Roberto López-Abad, durante la celebración de la asamblea general de 2010.
El expresidente de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Modesto Crespo, saluda al director general, Roberto López-Abad, durante la celebración de la asamblea general de 2010.

La justicia española sigue abordando la responsabilidad de los gestores de la debacle de las cajas de ahorro. La Audiencia Nacional abre ahora juicio a lo que, en palabras del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez fue “lo peor de lo peor”.

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida en 2011 por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) requirió millones de euros en fondos públicos para terminar siendo vendida a Banco Sabadell por un euro.

Ahora, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decretado la apertura de juicio oral contra ocho exdirectivos de la firma por las irregularidades que rodearon esta quiebra.

La magistrada les exige además una fianza de 1.592 millones de euros para hacer frente a las responsabilidades civiles derivadas de su labor.

Pasarán por el banquillo, entre otros, el expresidente de la caja Modesto Crespo y la exdirectora general Dolores Amorós acusados de la comisión de un delito de falsedad en las cuentas anuales, delito relativo al mercado y los consumidores, manipulaciones informativas, estafa agravada, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil.

La Audiencia también juzgará al exdirector general de Recursos Vicente Soriano Terol, el exdirector de Planificación y Control Teófilo Sogorb por esto smismo delitos.

La magistarda acusa a su vez de falsedad en las cuentas anuales, manipulaciones informativas, estafa agravada, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil al exdirector general Roberto López Abad y a los exdirectivos Francisco José Martínez García, Juan Luis Sabater y Salvador Ochoa de falsear las cuentas y de apropiación indebida.

Fianza subsidiaria

El auto impone que respondan de la fianza como responsables civiles subsidiarios Banco Sabadell y la Fundación de la Comunidad Valenciana Obra Social Caja Mediterráneo (Fundación CAM), herederos respectivamente del negocio bancario y de la obra social de la CAM, mientras que se apunta como responsable civil directo a Caser.

Hasta ahora, la justicia había absuelto a algunos de los principales exresponsables de la CAM de los delitos de administración desleal y apropiación indebida en el caso que investigaba sus dietas y ha quedado archivada la causa sobre la venta de cuotas participativas.

Se abre ahora, sin embargo, el juicio por la causa principal que rodea la quiebra de la entidad y la veracidad de sus resultados antes de la debacle. La Audiencia Nacional ya condenó el pasado febrero al expresidente de Caja Castilla La Mancha (CCM) y a su exdirector general a dos años de prisión por delitos de falsedad contable.