Renta 2015: Confirmar el borrador, en diez pasos

La campaña de la Renta 2015 toca su fin. Con el sistema Renta Web, se puede consultar, modificar y confirmar el borrador en unos sencillos pasos.

  • 1
  • renta 2015
    2La campaña 2015 

    La campaña de la Renta 2015 está a punto de acabar. El día 30 de junio acaba para las declaraciones a devolver (la mayoría), mientras que el pasado sábado 25 acabó el plazo para las declaraciones a ingresar. Hasta el día 1 de junio se habían presentado 10 millones, la mitad del total, de las que el 75% resultaron a devolver.

    La principal novedad de este año es el nuevo servicio Renta Web para pedir, consultar, modificar y confirmar el borrador. El sistema, además, también sirve para presentar la declaración, para las personas que no puedan presentar borrador y deben usar el programa PADRE. Además, está optimizado para su uso en móviles y tabletas.

  • renta 2015
    3Cómo acceder a Renta Web 

    El servicio está ya disponible en la página web de la Agencia Tributaria, en esta dirección. Para poder acceder a él, en todo caso, es necesaria la identificación por parte del contribuyente con alguno de los tres sistemas habilitados: número de referencia, cl@ve PIN o certificado electrónico. El más sencillo es el número de referencia; basta con tener a mano la declaración o el borrador de 2014; introduciendo este dato junto con el NIF en la web de la Agencia Tributaria, el contribuyente recibe un número de referencia para acceder a Renta WEB. Más información sobre cl@ve PIN y certificado electrónico.

  • renta 2015
    4Generar el borrador 

    Al arrancar el sistema Renta WEB, la primera pantalla da varias opciones, como pedir cita previa, consultar los datos fiscales o censales o modificar el domicilio fiscal. Para empezar a trabajar con la declaración hay que seleccionar la primera de ellas, “confeccionar declaración (rentaWeb)”. Si el contribuyente ya ha trabajado antes con Renta Web el sistema le informará de que ya hay una declaración abierta, y dará la opción de trabajar con una nueva o continuar con la antigua.

  • renta 2015
    5Datos personales 

    La primera pantalla contiene los datos personales del contribuyente y la unidad familiar: NIF; nombre y apellidos, estado civil, comunidad de residencia, fecha de nacimiento y discapacidad, si la hubiera. En esta pantalla figuran también el cónyuge, los hijos y los ascendientes mayores de 25 años o discapacitados. El contribuyente debe aceptar o corregir estos datos (por ejemplo, añadiendo hijos o ascendientes). En caso de estar casado, para comprobar si la declaración conjunta es más favorable, debe introducir en esta pantalla el número de referencia del cónyuge.

  • renta 2015
    6Datos adicionales a trasladar 

    Además de los datos personales, el servidor de Hacienda ofrece al contribuyente los datos correspondientes al borrador de la declaración, esto es, aquellos de los que dispone Hacienda. Los rendimientos del trabajo, los préstamos hipotecarios o los rendimientos de cuentas bancarias (es decir, los ingresos más habituales de una unidad familiar) se incorporan a la declaración, y algunos contribuyentes podrán presentarla sin aportar datos adicionales.

    Si el contribuyente tiene otro tipo de ingresos de los que Hacienda tenga constancia, éstos aparecerán en la siguiente pantalla, pero impedirán que el usuario confirme el borrador y presente la declaración directamente. Eso no impide que se trasladen estos datos fiscales para incorporarlos a la declaración. Al igual que con las actividades económicas, el sistema puede detectar otros datos que trasladar a la declaración, que aparecerán en ventanas sucesivas.

  • renta 2015
    7Resumen y resultados 

    En la siguiente pantalla ya aparece un resumen de la declaración, incluido el resultado de ésta (es decir, lo que toca pagar o cobrar de Hacienda). En la parte superior figura un menú en el que se puede descargar una vista previa de los resultados en PDF, se puede presentar la declaración o se pueden consultar los datos fiscales.

    En la parte inferior se puede guardar la declaración o seguir realizando cambios (por ejemplo incorporando deducciones), en el botón “continuar con la declaración”. En la opción "Ver datos trasladados" se puede comprobar cuáles son los datos que se han incorporado en la declaración, los no incorporados y las notas de la incorporación. Es aconsejable revisar estos datos.

  • renta 2015
    8Cambios: datos negros, verdes y rojos 

    Hacienda tiene datos de muchos de nuestros datos económicos. Los llamados “datos negros” son aquellos de los que el fisco sabe todo lo que tiene que saber: rendimientos del trabajo o de cuentas bancarias. Los datos azules son aquellos de los que Hacienda tiene conocimiento limitado, por ejemplo hipotecas o ganancias patrimoniales.

    Los datos rojos son aquellos de los que Hacienda no tiene información: alquileres o determinadas deducciones. El contribuyente, así, puede tener que cumplimentar determinada información, ya sea para cumplir con Hacienda (está obligado a declarar todos sus ingresos), ya sea para obtener determinadas reducciones o deducciones. Puede navegar a través de la declaración mediante las flechas del menú inferior o utilizar la opción "Mostrar Información", para acceder cómodamente a los distintos apartados.

  • 9Comprobación de datos 

    Una vez trasladados los datos, el contribuyente puede modificarlos. Hay que recordar que Hacienda no se hace responsable de la veracidad de los datos incluidos en el borrador: si están mal y el contribuyente los confirma, la culpa es suya.

    Para comprobar las cifras, lo más aconsejable es pinchar en el apartado “ver datos trasladados”. En esta pantalla se pueden ver tanto los datos incorporados a la declaración. El sistema de la Agencia Tributaria, además, permite al contribuyente comprobar las notas de la incorporación, donde se avisa de qué datos tiene Hacienda constancia pero no se han trasladado. Éstos tendrán que rellenarse a mano.

    También se presentan avisos sobre posibles exenciones o deducciones, si bien es aconsejable revisar manualmente posibles beneficios fiscales a los que se tenga derecho

  • 10Hacer las correcciones 

    Ya dentro de la propia declaración, el sistema Renta Web permite navegar por sus diferentes apartados para corregir datos incorporados o añadir nuevos. En la mayor parte de las ocasiones esto se hace pinchando en el lápiz que figura al lado de las casillas correspondientes. Cuando una casilla no tiene lápiz es porque los datos se cumplimentan en otro apartado.

    En apartados múltiples, como ventas de patrimonio o rentas derivadas de inmuebles, se introducen los datos de cada uno de los registros mediante el botón “Alta Actividad”, que lleva a una pantalla donde se cumplimentan las cifras.

    Cada vez que se corrige un dato es aconsejable guardar la declaración, en caso de que el contribuyente la vaya a completar más tarde. Los datos personales no se pueden corregir en este paso; para hacerlo, hay que empezar una declaración de cero.

  • 11Presentar la declaración 

    El último paso es la presentación de la declaración. Aquí se puede modificar el número de cuenta IBAN para domiciliar el pago o el cobro del resultado, en el llamado Documento de Ingreso o Devolución. Antes de cerrar la presentación, por vía telemática, el servidor de Hacienda presenta una pantalla con los avisos o errores de la declaración.

    Los avisos no impiden presentar la declaración, pero es aconsejable revisar los mensajes. Los errores, por el contrario, deben corregirse. En ambos casos el sistema ofrece la opción “ir al aviso” o “ir al error” para la corrección correspondiente.

    Finalmente, el contribuyente presenta la declaración. Hacienda asigna un número de expediente a ésta y permite al usuario imprimir una copia para futuras comprobaciones.

  • 12¿Cuándo me pagarán? 

    Una vez hecha la declaración, el contribuyente puede comprobar la fase de tramitación de ésta. Para ello hay que entrar en la página web de la campaña de la Renta 2015, en el apartado “consulta devolución” e identificarse.

    Identificado el contribuyente, el sistema informará del estado de la declaración. Hay tres posibilidades: “Se está tramitando”, “Está siendo comprobada” o “Ha sido tramitada, estimándose conforme la devolución”. En caso de que se haya realizado todas las comprobaciones, la Agencia Tributaria informa de la fecha estimada de la devolución. El plazo legal para devolver el dinero o pedir más datos es de seis meses.

    Si hay discrepancias entre la declaración y los datos que maneja Hacienda, existe la posiblidad de aceptar la propuesta del fisco y agilizar la devolución del dinero, mediante el "sistema verifica", que evita el trámite de aportar documentación adicional.