Guía del mercado laboral 2016 de Hays

Vuelve el miedo en las empresas a perder el talento

El 84% de las compañías admite que ya facturan más pero solo el 66% ha aumentado su plantilla de trabajadores.

El 40% teme perder este año a sus mejores empleados.

Vuelve el miedo en las empresas a perder el talento Ampliar foto

La mejora del empleo en España –leve o notable dependiendo de a quién se pregunte– empieza a tener efectos en los movimientos internos de las empresas. Aunque solo el 10% de las compañías que operan en España dice que ya ha superado la crisis, el 84% admite que ha aumentado su facturación y seis de cada diez han contratado trabajadores recientemente.

Este es el dibujo a grandes rasgos de lo que está ocurriendo en el mercado en estos momentos, según la Guía del mercado laboral 2016 que elabora la empresa internacional de selección Hays, con entrevistas a 1.700 empresarios y 8.800 trabajadores de toda España.

“Aunque la mayoría de las empresas ha mejorado su facturación, solo el 66% está contratando, porque siempre hay unos meses de distancia entre la mejora de la actividad y la decisión de aumentar plantilla;en esos meses es necesarios aumentar la confianza de las empresas y eso es lo que hay que hacer ahora en España”, explica el director general de Hays en España, Christopher Dottie.

Según esta encuesta siete de cada diez empresas consultadas prevé hacer nuevas contrataciones este año. La mitad harán tanto contratos temporales como indefinidos; el 36%, solo contratará empleados fijos y el 14%, solo temporales.

Los puntos negros del mercado español

El trabajo elaborado por Hays apunta que en el mercado laboral español persisten algunos problemas casi considerarse endémicos. Estos son los principales puntos negros según los empresarios encuestados: en primer lugar el 37% de los directivo apuntó al desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles. Y en el mismo porcentaje (37%) consideraron demasiado rígida la legislación laboral. Seguidamente, el 31% criticó los tipos de cotización, por excesivos;y el 28% la poca organización entre universidades y empresas y la falta de actividad. El director general de Hays en Esopaña Christopher Dottie añadió que “España está en el límite de incertidumbre política que se puede permitir sin que ésta afecte muy negativamente a la economía”.

Este directivo añade que “hay un optimismo moderado en las empresas, que quieren contratar. De hecho, hemos detectado que hay más miedo entre las compañías a perder el talento, o a que sus mejores empleados se vayan a la competencia que, entre los trabajadores miedo a perder su trabajo”.

Efectivamente, así lo reflejan los datos de la guía elaborada por Hays, donde indica que el “40% de las empresas teme una fuga de talento”, mientras que solo el 23% de los trabajadores (21% de los hombres y 26% de las mujeres) tienen miedo a perder su puesto de trabajo. En la anterior Guía de 2015, solo el 34% de las empresas temía una fuga de sus empleados top.

“Las empresas han estado siete años eligiendo a sus profesionales sin problemas y ahora empiezan a ver que algunos de sus mejores empleados se van”, explica Dottie. El 32% de las empresas consideran que el motivo de esta fuga de talento es que la competencia ofrece salarios más elevados; el 24% cree que este fenómeno se produce porque la compañía no tiene un buen plan de retención de profesionales; y el 20% “porque existe una falta de desarrollo profesional dentro de la empresa”.

Este análisis que hacen las compañías les lleva a elevar los salarios de algunos profesionales, tanto para retenerlos como para atraerlos a sus plantillas.

Así lo refleja también la Guía de Hays donde coinciden los sectores que ya han superado la crisis con los que más miedo tienen a perder su talento y, por tanto, los que prevén subir más los salarios fijos de sus trabajadores.

Es el caso de las compañías del sector de tecnología, entre las que un 58% prevén que se produzca una fuga de talento en sus plantillas este año; el 49% de las empresas de bienes de consumo opina lo mismo; el 39% de las de automoción;el 38% de las del sector de la alimentación;y el 34% de las dedicadas a la salud.

Esto se corresponde en su mayoría con aquellos sectores que más prevén subir los salarios fijos de sus trabajadores en este ejercicio: seis de cada diez compañías del sector sanitario y de la salud, incrementará los sueldos; al igual que el 64% de las automovilísticas y las tecnológicas. Aunque el sector donde más empresas planean incrementar salarios son las químicas: casi el 80% lo hará.

En opinión de Dottie, “la economía en general y los sectores en particular tienen que decidir si suben salarios o consiguen que entren nuevos trabajadores, porque las dos cosas a la vez, no parece posible”.

Dicho esto, el responsable de Hays en España puso el contrapunto al recordar que pese a este optimismo empresarial la situación del mercado laboral español no es ni mucho menos óptima. “No se puede olvidar que el 56% de los empresarios sigue opinando que hay una brecha entre los trabajadores que necesitan y la formación que éstos tienen; u otras asignaturas pendientes como el elevado paro juvenil, o el de larga duración de los mayores de 45 años”.