BP tendrá que pagar 20.000 millones de dólares por el vertido de 2010