Inversión publicitaria en redes sociales

Las empresas se pasan a los anuncios en Instagram

200.000 empresas han optado por sus servicios debido a la elevada tasa de respuesta

Ejemplos de los anuncios ofrecidos por Instagram en su plataforma.
Ejemplos de los anuncios ofrecidos por Instagram en su plataforma.

En junio de 2015, Instagram abrió su plataforma a cerca de 200 anunciantes. Tres meses después, permitió a cualquier compañía contratar su publicidad. Hoy, más de 200.000 marcas –el 25% de ellas estadounidenses– usan sus servicios y los expertos creen que la tendencia es que cada vez sean más las firmas que opten por darse a conocer en Instagram, sobre todo empresas de moda y belleza, enfocadas en el estilo de vida, el deporte, la cultura o la restauración. Según eMarketer, en 2016, sus ingresos publicitarios ascenderán a 1.500 millones de dólares, y para 2017, esta cifra podría llegar a los 2.800 millones, lo que representaría un 7,1% y un 10,6%, respectivamente, de la facturación obtenida por Facebook (empresa matriz) en publicidad en estos periodos.

CIFRAS

  • Más de 200.000 empresas se publicitan en Instagram, frente a las 130.000 atraídas por Twitter en cinco años.
  • El 75% de las compañías que han contratado los servicios de Instagram proceden de fuera de EE UU.
  • 98 de los 100 principales anunciantes en Facebook también se promocionan en Instagram, según la directora operativa de Facebook, Sheryl Sandberg.

La elevada tasa de respuesta de los usuarios –2,8 veces superior a la de otras redes sociales, según las normas de publicidad online de Nielsen– es una de las razones de esta buena acogida. La incorporación del botón comprar a mediados del año pasado ha sido clave para lograrlo, según Luz Núñez, digital strategist en Territorio Creativo. Además, el consumidor instagramer está “más predispuesto a la compra que el de otras redes sociales”, subraya Núñez, que puntualiza que el usuario consulta esta plataforma unas siete horas al día, un tiempo muy superior al dedicado a otras webs.

Por otra parte, Instagram permite a sus anunciantes “microsegmentar” sus audiencias y lanzar mensajes específicos a cada cliente (gracias al uso de la tecnología de Facebook Ads), además de hacerlo con un código visual acorde al de la plataforma.

En cualquier caso, según explica Ismael El-Qudsi, consejero delegado de Internet República y de SocialPubli.com, las marcas tienen que decidir en qué público quieren impactar. Mientras que en Facebook se pueden encontrar perfiles muy variados y de todos los rangos de edad, en Instagram están los jóvenes y los creadores de tendencias, y hay un porcentaje mayor de usuarias. Además, en la red social de Mark Zuckerberg las campañas están orientadas a “llevar trafico a una página de Facebook y lograr seguidores”, y en Instagram se busca “generar conocimiento de marca (branding)”, subraya.

Dentro de la propia Instagram también se pueden buscar objetivos distintos y por ello, recurrir a diferentes modalidades publicitarias. De hecho, cada vez son más las marcas que optan por contratar influencers que publiciten su marca en vez de usar los anuncios de la plataforma, según El-Qudsi. En SocialPubli.com tienen una base de 12.000 instagramers en todo el mundo remunerados por las empresas, en función de su número de seguidores, por promocionar su marca a través de una fotografía que les proporcionan o con una imagen que el influencer elige en base a un tema dado por la compañía. SocialPubli.com comenzó a ofrecer estos servicios hace seis meses y ya han repartido 100.000 dólares entre los influencers, la mitad de lo que ingresaron. Este año, esperan facturar más de 700.000 dólares. Con esta publicidad, las marcas buscan “lograr más recomendación y fidelización”, pero si desean “generar conocimiento de marca y obtener notoriedad” es mejor recurrir a los anuncios de Instagram, afirma Núñez.

Snapchat es ya un rival al otro lado del Atlántico

Instagram cuenta con 400 millones de usuarios activos en todo el mundo. La aplicación de mensajería instantánea Snapchat tiene 1.000 millones. Sin embargo, según el reciente informe de Edison Research, los estadounidenses de entre 12 y 24 años están decantándose cada vez más por los servicios de la segunda. Esto se debe al carácter más “divertido e interactivo” de sus aplicaciones, explica Luz Núñez.

Esta migración de la audiencia está haciendo que las empresas también se estén interesando por invertir en publicidad en la nueva plataforma, sobre todo al otro lado del Atlántico, en EE UU y países cercanos como México o Canadá, según Ismael El-Qudsi. “Allí hay una fiebre por Snapchat. No tiene una plataforma abierta para hacer publicidad, por lo que se está haciendo a través de influencers”, subraya Ismael El-Qudsi.

Para no quedar relegado por esta plataforma, Facebook ha comenzado a implantar ciertas novedades en Instagram. Desde la semana pasada, la plataforma ha ampliado la duración de los vídeos que pueden subir sus usuarios y las empresas anunciantes, pasando de 15 a 60 segundos. Además, a principios de marzo se hizo público que Mark Zuckerberg había adquirido Masquerade (MSQRD), una aplicación que permite a los usuarios grabar vídeos utilizando máscaras virtuales de personajes famosos. “Instagram ve a Snapchat en su espejo retrovisor”, afirma Núñez.