Informe empresarial de Axesor

Duro Felguera: enfocada a revertir la caída de ingresos

Junta de accionistas de Duro Felguera.
Junta de accionistas de Duro Felguera.

El grupo empresarial Duro Felguera cuenta para los expertos de rating de la agencia Axesor con una calificación no solicitada de BBB+ (grado de inversión) con tendencia estable. El modelo de negocio integrado de la empresa asturiana le permite participar en toda la cadena de valor de los proyectos de ingeniería, especializada en los sectores energético e industrial, lo que facilita su capacidad de contratación internacional; de hecho, está presente en casi todo el mundo.

Sin embargo, la compañía exhibió en 2015 unos resultados negativos, asociados a varios acontecimientos adversos en diversos proyectos, con incidencia particular en el área Latam (particularmente en el proyecto energético “Vuelta de Obligado” desarrollado en Argentina), que experimentó una caída de ventas del 37,4%, si bien con 213,95 millones de euros representa el 28% de la facturación. En consecuencia, el resultado del ejercicio pasado se saldó con unas pérdidas de 80,07 millones de euros, frente a los beneficios de 50,77 millones del ejercicio anterior, si bien la gestión de la compañía ha abordado estos resultados como no recurrentes. Aunque la situación de liquidez es sólida (cuenta con una tesorería de 268,56 millones de euros), se necesita analizar en los próximos meses la tendencia existente que ha resultado en una reducción de caja.

La posición de liquidez se ve reforzada por el volumen limitado de inversiones que realiza el grupo y la recurrencia del negocio. Pero la persistencia de un working capital negativo es un aspecto que minora el flujo de caja operativo e incrementa de forma negativa la dependencia de la financiación ajena para la generación de fondos. Para Axesor los grandes retos que afronta Duro Felguera se sustancian en la adaptación de la compañía a un entorno de menor rentabilidad y la consecución de nuevo negocio en condiciones favorables para obtener fondos de explotación que reduzcan la dependencia financiera y mejoren la diversificación del negocio. Actualmente, el negocio en América Latina sigue representando la fuente principal de ingresos, si bien su fuerte ajuste le ha hecho caer nueve puntos porcentuales en su cuota de representatividad total en el desglose de ventas, pasando del 37% en 2014 al 28% en 2015. El desplome del área Latam se ha visto compensado parcialmente por los fuertes crecimientos en la región de África y Oriente Medio (+142% en volumen de ventas), que actualmente representa un 22% de la facturación. Sin embargo, las caídas experimentadas en todas las demás áreas geográficas han hecho que la cifra de negocio cerrase 2015 en 213,95 millones de euros, frente a los 341,68 del ejercicio anterior, una reducción del 37%.

La empresa cuenta con un apalancamiento elevado (patrimonio neto del 14%) y una concentración en el corto plazo que se matiza en la medida de que se acompaña de un endeudamiento financiero bajo (la deuda financia neta en 2015 fue de 76,43 millones de euros) y por la capacidad de generar negocio recurrente a través de captación de nuevo negocio. Así, la cartera de negocio externa se situó al concluir el último ejercicio en 2.176 millones de euros, un 42,2% más que en 2014, lo que pone de manifiesto que la gestión de la compañía está cumpliendo con los objetivos de contratación. Con todo, el incremento de los recursos financieros ajenos observado a lo largo de los últimos meses, así como la menor rentabilidad obtenida tienen como consecuencia un ligero empeoramiento de la estructura financiera de Duro Felguera. Esto, sin embargo, no resulta preocupante porque la empresa sigue manteniendo una gran solidez financiera y además cuenta con la fortaleza de tener un núcleo de accionistas significativos y con un marcado carácter industrial, que dotan de estabilidad y calidad a la gestión de la compañía.