La marcha de Alierta deja sin presidente al Consejo de la Competitividad

Se busca líder para el mayor lobby empresarial español

La marcha de César Alierta no afecta solo a Telefónica porque el directivo es también el presidente y el alma del Consejo Empresarial de la Competitividad, un lobby creado en 2011 y en el que están representadas las principales empresas del IBEX y el Instituto de Empresa Familiar.

Su sustitución al frente de este grupo no se prevé ni mucho menos fácil, según distintas fuentes consultadas. Aunque ya han sonado algunos nombres para su sustitución como el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, estas fuentes lo descartan porque "no es el perfil" que demanda este lobby. "Es muy importante que al líder de consejo le coja el teléfono el presidente del Gobierno, sin pensárselo", añadieron otras fuentes.

De hecho, la dificultad de sustituir a Alierta radica en que fue precisamente él junto con el fallecido presidente del Santander, Emilio Botín, los que idearon y crearon este lobby como alternativa a una gran patronal (CEOE) que atravesaba sus horas más bajas tras la marcha de su polémico presidente --y hoy condenado por la justicia por delitos económicos-- Gerardo Díaz Ferrán; y con un Juan Rosell recién llegado de Barcelona a Madrid.

Por eso, sin Alierta y sin Botín "los integrantes de este lobby necesitan creerse su utilidad" porque, de lo contrario correría el riesgo de desaparecer, añaden fuentes empresariales.

Y es que, a pesar de que irrumpió con fuerza en el panorama económico, político y empresarial, en el último año, tras la presentación en 2014 de un ambicioso plan para crear, hasta 2018, más de 2,3 millones de empleos y situar así la tasa de paro en el 14,2%. Pero en los últimos meses no ha vuelto a reunirse públicamente ni a adoptar ninguna decisión o valoraciones de calado. Y ha sido especialmente llamativo su silencio tras las elecciones del 20-D.

El Consejo de la Competitividad, como se le conoce en el sector empresarial, está integrado por los presidentes Acciona, ACS, Banco Santander, BBVA, El Corte Inglés, Ferrovial, Grupo Planeta, Iberdrola, Inditex, La Caixa, Mango, MAPFRE, Mercadona, Repsol, Telefónica y del Grupo Barceló, Editorial Prensa Ibérica, Osborne y Cía, en representación del Instituto de Empresa Familiar.