España amenaza la segunda posición de EE UU

El buen arranque de año apunta a 72 millones de turistas en 2016

Llegada de turistas extranjeros a España Ampliar foto

La primavera árabe en Túnez y Egipto, que irrumpió en los primeros meses de 2011, marcó un antes y un después en el turismo en España. El clima de inseguridad en destinos competidores, que posteriormente se extendió a Turquía, ha propiciado un crecimiento exponencial en el número de visitantes extranjeros. De los 52 millones de turistas que llegaron en 2010 se ha pasado a 68 millones en 2015.

Un incremento que parece que va a seguir este año. El INE hizo públicos los datos de los dos primeros meses, que confirman el buen estado de salud de la industria turística. En esos dos meses llegaron 7,18 millones de visitantes extranjeros, lo que supone un incremento del 12,5%. Se trata del mayor incremento en ese período en la serie histórica, iniciada en el año 2000, y supera incluso lo acontecido en 2014, en el que el aumento fue del 11,7%. En ese ejercicio, España pasó de recibir 60,6 a 64,9 millones, lo que supuso una ganancia de 4,3 millones de visitantes extranjeros en tan solo un año.

Si esa tendencia se repite e incluso se supera, tal y como ha sucedido en febrero, la cifra de turistas se podría disparar hasta los 72 millones, lo que supondría un nuevo récord histórico y amenazar a EE UU como segundo destino mundial por visitantes recibidos. Los últimos datos de la Organización Mundial de Turismo revelan que el país más visitado del mundo es Francia, con 84 millones, seguido por EE UU, con 75 millones, y de España, con 68 millones. Si el análisis se realiza en función de los ingresos que aportan los turistas, España escala al segundo puesto, tan solo superada por EE UU.

EUR x GBP 0,8691 -0,126%

Las cifras de los dos primeros meses de 2016 evidencian la mejoría de todos los mercados emisores. Los que se habían comportado bien al cierre del pasado año (Reino Unido y Francia) continúan copando las dos primeras posiciones. Entre enero y febrero llegaron 1,5 millones de británicos, un 16,7% más que en el mismo período de 2015, gracias al cierre de algunos mercados competidores en invierno y a la devaluación del euro frente a la libra, lo que abarata los viajes a España. Por su parte, Francia envió por segundo año consecutivo más de un millón de visitantes extranjeros en los dos primeros meses del año, de los que se benefició Cataluña, el principal mercado receptor de franceses (uno de cada cuatro elige esa comunidad autónoma).

La estadística también revela la recuperación de algunos países que habían emitido señales de desaceleración e incluso de desplome. En el primer escenario estaba Alemania, el único gran mercado que retrocedió en 2015 (126.447 visitantes menos), en gran medida por el cierre del hub aéreo que la aerolínea Air Berlín ejecutó a finales del pasado ejercicio en Palma de Mallorca. Los datos hasta febrero invitan al optimismo, con un alza del 3,5%.

También ha mejorado sustancialmente Rusia, un mercado en caída libre en los dos últimos años como consecuencia de la apreciación del rublo (que encarece los viajes a España) y del desplome del petróleo, lo que ha afectado a las finanzas públicas. En los dos primeros meses han llegado 93.619 visitantes de ese país, un 4,7%, lo que es interpretado por los expertos como un punto de inflexión en la tendencia bajista de los dos últimos años. Los dos destinos favoritos de los rusos son Turquía y Egipto, muy golpeados por el terrorismo.

Vienen más y pasan estancias más largas

No solo vienen más turistas, sino los que visitan España pasan más noches en sus estancias. De los 7,2 millones de personas que llegaron entre enero y febrero 4,4 millones de personas (un 61,1%) optó por alojarse en hoteles y el resto optó por vivienda en alquiler, casa de familiares o apartamentos turísticos.

Todos ellos han alargado sus estancias. 3,4 millones de visitantes (un 47,8% del total) optaron por pasar entre 4 y 7 días, lo que supone un incremento del 18% respecto a las cifras del pasado ejercicio. 1,2 millones (un 18% del total) decidieron pernoctar entre dos y tres noches, con un incremento anual del 15,2%. Dicho de otra manera que dos de cada tres visitantes extranjeros pasan más de dos noches en sus estancias.

También se han producido incrementos muy relevantes entre aquellos visitantes que optan por realizar estancias de más de 8 noche, que suman más de 2,1 millones de visitantes. Los que realizan entre 8 y 15 pernoctaciones suben un 2,3%, mientras que los que pasan más de 15 noches se incrementan un 11,6%. Estos aumentos están muy relacionados con el tirón del turismo asiático, americano y de Europa del este. Especialmente apreciable ha sido el incremento de Japón, con 601.488 a cierre del pasado ejercicio (un 26,6% más), seguido por China, con 399.741, con un incremento interanual del 38,9%, y Corea del Sur, con 311.172, un 86,3% más.