Precios más ajustados
¿Qué ofrecen las nuevas eléctricas “low cost”? ¿Te interesan?

¿Qué ofrecen las nuevas eléctricas “low cost”? ¿Te interesan?

El sector eléctrico genera controversias, eso es una realidad innegable. Tanto para los clientes como para las empresas o el gobierno, la energía es motivo de conflictos. Sin embargo, este comienzo de año parece que sí ha venido con buenas noticias para los bolsillos de los consumidores con la bajada del precio de la luz para un recibo medio.

La factura de la luz de un usuario medio ha descendido un 8% según los datos de la asociación FACUA-Consumidores en Acción, situando el precio medio del recibo de la luz en febrero en 62,39 euros –desde la asociación recuerdan que la factura de la luz de un usuario medio no se situaba por debajo de los 63 euros desde julio de 2010, así como que esta bajada no compensa la subida del 16,2% que se produjo durante la última legislatura que le supuso 500 euros acumulados al usuario medio-.

  • Más actores, mayor competencia, ¿mejores precios?

Pero el sector de las eléctricas comienza a abrirse. Tanto que se está viendo cómo la competencia es mucho más agresiva dado el aumento de la oferta comercial. Hablamos de las nuevas comercializadoras eléctricas que están decididas a proporcionar electricidad a los hogares de una forma más ventajosa para los clientes, con precios más ajustados, cuidando especialmente la atención al cliente, apostando por la energía renovable en la mayoría de los casos y por transparencia en la factura para que el cliente sepa qué paga y por qué lo paga.

El mercado libre está teniendo tanto movimiento que según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), más de la mitad del total de solicitudes de cambio de comercializador en el último trimestre de 2015 se han dado entre comercializadores del mercado libre, concretamente 434.846 solicitudes.

  • ¿Qué ofrecen las nuevas eléctricas?

Hablamos de compañías como la novedosa Pepeenergy –ahora contratable por todos y no solo por los clientes de Pepephone- que ofrece la electricidad al cliente a precio de coste y a ese precio le suma un euro –dos si la potencia requerida es más de 5,5Kw-. Dicha suma será lo que el cliente pague al mes. Además en caso de que el cliente se quede en paro y no pueda pagar la factura de la luz, no se procede al corte sino que a través de un seguro que tiene un coste de 0,25 euros al mes, esa factura será pagada mientras dure el paro y hasta 90 euros al mes durante un año, siempre y cuando a la hora de contratar Pepeenergy se tuviera trabajo fijo y no temporal o si se estuviera directamente en situación de desempleo.

HolaLuz es otra de las eléctricas “low cost”, que apuesta por la energía verde 100%, por las facturas mensuales –con meses naturales- y por la prefactura con la que el cliente puede comprobar si lo que le van a cobrar es lo correcto. Ofrecen una tarifa plana prepago, una tarifa clásica con discriminación horaria o sin ella y la tarifa más económica que tienen llamada “Otra luz es posible”. Así como Gesternova, otra alternativa que da servicio tanto a hogares como a empresas, también con energía verde, con posibilidad de discriminación horaria o Watium con tres tipos de tarifa que también ofrece discriminación horaria. Existen también otras como Gana Energía, Alcanzia o Som Energía que tener en cuenta.

Se trata de eléctricas “virtuales” –al igual que ocurriera con las operadoras móviles- que buscan la transparencia para que la factura de la luz no sea más un quebradero de cabeza.

  • Sí a la eficiencia energética en casa

Recordemos que la eficiencia energética se ha convertido en tema de gran importancia. Se busca optimizar el uso de la energía. Los electrodomésticos eficientes suponen un ahorro energético a largo plazo aunque también hay que decir que tienen un coste superior a un electrodoméstico que no goce de la etiqueta A+++. La estimación de ahorro medio anual que se consigue con un electrodoméstico eficiente (etiquetado como A+++ o A++) puede alcanzar los 128,66 euros en el caso de una secadora, de hasta 59,63 euros cuando se trata de una lavadora, de hasta 61,54 euros si es un lavavajillas o de hasta 172,66 euros si se trata de un frigorífico combi según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (ANFEL). Ahorro económico y energético de la mano de la eficiencia.