Operativa desde hoy en Madrid

Uber vuelve a España, pero con el servicio UberX

Uber, la plataforma que pone en contacto a usuarios y conductores, vuelve hoy a prestar sus servicios en España, concretamente en Madrid, a través de uberX, servicio que se presta únicamente por conductores profesionales que operan vehículos con licencia VTC (autorización de arrendamiento de vehículos con conductor).

“Miles de españoles usan Uber para moverse en ciudades de todo el mundo y, a partir de hoy, podrán hacerlo también en Madrid. Gracias a uberX, los madrileños podrán disfrutar de viajes cómodos y seguros con tan sólo apretar un botón en su móvil, a un precio tan asequible que les hará cuestionarse si merece la pena conducir su propio coche”, ha asegurado Carles Lloret, General Manager de Uber para el Sur de Europa, en un comunicado.

Según afirma la empresa, los trayectos contratados a través de UberX supondrán a los usuarios un ahorro medio respecto a las alternativas tradicionales de un 30% en los recorridos más habituales y de hasta un 40% en viajes al aeropuerto.

Uber desembarcó en España en 2014 con su servicio Uber Pop –servicio entre particulares–, y no con UberX, un inicio que la empresa ha reconocido que no fue acertado. "Hemos cometido errores en España, sin embargo, de ahora en adelante nos comprometemos a trabajar junto a los reguladores para facilitar el desarrollo de una regulación justa, que amplíe las alternativas de transporte de los ciudadanos y favorezca nuevas oportunidades económicas y de empleo”, llegó a asegurar la empresa el pasado mes de noviembre, entonando el mea culpa y reconociendo que "el país no estaba maduro para ello".

La compañía suspendió temporalmente su actividad en España en diciembre de 2014 después de recibir la sentencia formal que le prohibía dar servicio en el país a través de Uber Pop. Y en noviembre de 2015 suspendió el servicio Uber Eats que había lanzado meses antes en Barcelona para repartir comida a domicilio.

El pasado enero, la CNMC reclamó al Gobierno que anulara varios artículos incorporados al real decreto de 20 de noviembre de 2015 que modificaba el reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, “por incorporar numerosas restricciones a la competencia”, que impedían que empresas como Uber presten su servicio en España. Esta petición provocó la manifestación en Madrid de más de 2.000 taxistas de toda España.

¿Qué hay hacer para ser un conductor de Uber?

La plataforma asegura que para poder registrarse, los conductores deben cumplir varios requisitos además de tener licencia VTC. Uber comprobará si losprofesionales estén dados de alta en el régimen de autónomos o constituidos como empresa, los antecedentes penales del conductor, la ficha técnica del vehículo y la vigencia del seguro.

El pasado mes de noviembre, Uber criticó la regulación española en cuanto a licencias de vehículo con conductor. “Solo permite una licencia por cada 30 licencias de taxi, y exige que todos los operadores de VTC operen con una flota mínima de siete vehículos, lo que impide que muchas personas que quieren trabajar como conductores puedan hacerlo aunque haya demanda”, aseguró entonces Carles Lloret.

Para responder a las críticas sobre el pago de impuestos, Uber ha firmado un acuerdo con la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) para facilitar los trámites relativos a la fiscalización de la actividad económica de los conductores autónomos.