Las primeras previsiones de venta del iPhone SE están por debajo del iPhone 5c

Las primeras previsiones de venta del iPhone SE están por debajo del iPhone 5c

Antes de su presentación a comienzos de esta semana, Internet llevaba meses con la expetación en su máxima en torno al iPhone SE, el retorno de la firma de Cupertino a los teléfonos inteligentes de cuatro pulgadas por su diagonal de pantalla. Lo último que Apple lanzó en estas dimensiones fueron el iPhone 5s y el iPhone 5c, el primero de ellos un equipo 'revolucionario', y el segundo un fiasco a nivel de ventas. Y revolucionario por la introducción de dos factores clave: procesador de 64 bits y sensor biométrico para huellas dactilares, Touch ID.

Un equipo sin competencia por sus características técnicas, y con amplio público en China

Las cuatro pulgadas siguen teniendo gran demanda. Apple asegura que es 'la puerta de entrada' al universo iOS para la mayoría de los casos, y en China es donde se venden más unidades con esta diagonal de pantalla. Pero de momento, los analistas expertos en la manzana mordida, así como algunos de los involucrados en la producción de sus componentes, auguran un futuro agridulce al terminal recién estrenado, que a España llegará a principios de abril y por un mínimo de 489 euros, con sólo una segunda variante por 589 euros.

Se estima en 15 millones de unidades la cifra que la firma de Cupertino alcanzaría durante este año 2016 con las ventas del iPhone SE, una cifra inferior a las cosechadas por el iPhone 5c, del cual el propio Tim Cook habló como 'decepcionante'. Es la apuesta por la gama media de Apple, aunque sólo en términos de diagonal de pantalla, porque en rendimiento hablamos de un equipo a la altura de los más prestacionales de esta nueva generación.

En cualquier caso, para este nuevo teléfono inteligente la firma de Cupertino ha vuelto a emplear algunos de los componentes de hacer tres y hasta cuatro generaciones, luego los costes son más reducidos para gran parte del equipo. Del mismo modo, el cuerpo y por tanto su diseño, siguen intactos. Es un terminal que, aunque 'recicla' elementos de los anteriores, supone una actualización de su gama en las cuatro pulgadas, y aunque solos en este nicho, no necesariamente deberían encontrar una respuesta demasiado amplia con la evidente tendencia en favor de pantallas cada vez más grandes.

Normas