La franquicia en España no para de crecer

La franquicia en España no para de crecer

Aumentaron las cifras de empleo, redes, facturación y establecimientos respecto a 2014

El modelo de franquicia en España no para de crecer, según los datos recogidos en el informe ‘La Franquicia en España 2016’. El encargado de elaborar este trabajo ha sido el Servicio de Estudios Estadísticos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) y el Grupo Cooperativo Cajamar.

Según los datos recopilados, cada vez son más las compañías que se decantan por la franquicia como solución de expansión. A finales de 2014 el sistema se componía de 1.199 redes, incrementándose a finales del año pasado hasta las 1.232, que suponen 33 más (2,7%). Al cierre de 2015 el conjunto de franquicias facturó en España 26.482 millones de euros, que implica un crecimiento del 2,3% en comparación a diciembre de 2014, cuando se alcanzaron los 25.879,5 millones. La facturación aumentó en 602,5 millones.

También se registraron buenas noticias en cuanto al número de establecimientos abiertos. En 2014 había 63.869 locales operativos frente a los 65.810 de diciembre de 2015. Suponen 1.941 puntos de venta más (3%). En lo que respecta al empleo generado por este sistema de negocio, la franquicia cerró el pasado ejercicio dando trabajo a 253.913 personas en el conjunto del sistema, que representan 4.999 más que al término de 2014. El aumento alcanzado supone un 2%.

Todo son buenas noticias en lo que se refiere a las franquicias, que cerraron el año 2015 con un incremento en empleo, facturación y locales operativos. En cierta medida viene a demostrar que la crisis puede ser historia y ahora toca una fase de crecimiento.

A la hora de comparar los datos entre los años 2008 y 2015, en donde hubo un gran protagonismo de la crisis económica, el sistema sale reforzado. El número de redes se ha incrementado, al pasar de 875 en 2008 a las 1.232 del pasado ejercicio; el número de establecimientos en funcionamiento aumentaron un 12,8% tras pasar de 58.305 a 65.810. En cuanto a la facturación, el crecimiento quedó en el 1,8% y en lo referente al empleo hubo también una subida del 7,6%, dando trabajo a 253.913 personas frente a las 235.929 de hace ocho años.

Normas
Entra en EL PAÍS