La petrolera y Caixabak se repartirán 650 millones

Gas Natural echa una mano a Repsol al subir el dividendo un 10%

Avanza que el plan estratégico 2016-2020 incluirá un pay out del 70%

El consejo reelige a su presidente, Salvador Gabarró, de 81 años

Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa
Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa

El consejo de administración de Gas Natural Fenosa decidió el viernes dar un importante giro en su política de dividendos, tras la que subyace el claro respaldo a uno de sus principales accionistas, Repsol, con un 30% del capital, que está sufriendo la depresión de los precios del crudo. La petrolera mantiene además un pacto parasocial con Caixabank, que controla otro 35%, y resulta también beneficiada.

Según un hecho relevante remitido a la CNMV, el consejo de la energética ha acordado incrementar en un 10,1% el pago del dividendo con cargo a los resultados de 2015, que se traducen en algo más de mil millones de euros, de los cuales, más de 650 millones los cobrarán sus principales accionistas.

Además, en un avance de lo que será el nuevo plan estratégico 2016-2020, que Gas Natural presentará el próximo 11 de mayo, la compañía ha anunciado que elevará el pay out (el porcentaje de beneficios que se destina a dividendo) en un 70% para el citado periodo, con un mínimo de un euro por acción en el caso de que dicho porcentaje no alcanzase el euro. En 2015, el pay out es del 66,6%, con una rentabilidad del 5,3%, y en 2014 fue del 63%.

En esta ocasión, se ofrece la posibilidad de un scrip dividend (los grandes accionistas siempre han optado por el pago en efectivo) y además se adelanta el abono del dividendo a cuenta de 2016 al mes de septiembre de este año (en torno a un 33% del dividendo total), cuando lo habitual es darlo en diciembre.

Fuentes próximas a la compañía consideran que esta política retributiva expansiva también beneficiará a la propia Gas Natural, cuya cotización ha estado sometida en los últimos meses a una fuerte volatilidad provocada por los precios de las materias primas y los insistentes rumores de Repsol podría optar por venderla o fusionarse con ella para sortear sus problemas financieros. Desde noviembre, en que marcó el segundo máximo del año (20 euros por título), la acción de Gas Natural ha caído un 13,6%, hasta 17,2 euros en que cerró el viernes.

La compañía, que había venido retrasando el anuncio de sus líneas estratégicas, precisamente por los vaivenes del mercado y la inestabilidad política en España, ha decidido avanzarlas en lo referente a la política de dividendo. El de 2015 se someterá a la aprobación de la junta general, que ha sido convocado para el 4 de mayo.

El anuncio llega en un momento crucial para Repsol, que está a la espera de una nueva calificación de su deuda por parte de Standar & Poors. Aunque el resultado del examen esta previsto para mediados de abril, la agencia publicó a principios de marzo un informe preliminar en el que consideró “creíble” la gestión de la crisis por parte del equipo directivo de Repsol. Algo que ha hecho abrigar esperanzas en que mantendrá la calificación de la petrolera, al borde del bono basura.

La caída de los precios del petróleo ha obligado a Repsol a provisionar 2.900 millones, lo que se tradujo en unas pérdidas de 1.200 millones el año pasado. Además, ha recortado su propio dividendo un 20% y ajustado inversiones y retrasado desinversiones.

 

El presidente Gabarró, reelegido por tres años

El consejo de administración de Gas Natural Fenosa aprobó proponer a la junta general de accionistas, que se celebrará en Barcelona el 4 de mayo (unos días antes de la presentación de su nuevo plan estratégico) la reelección como consejero de Salvador Gabarro, presidente de la compañía, y de Juan Rosell, presidente de la CEOE, como consejero dominical. Asimismo, se propondrá el nombramiento como nueva consejera independiente de Helena Herrero, actual presidenta y consejera delegada de Hewllet Packard para España y Portugal, compañía la que se incorporó en 1992.

Gabarró, de 80 años, es presidente de Gas Natural desde 2004, aunque su primera elección como miembro del consejo fue en 2003. Asimismo, ocupa una de las vicepresidencias de Caixabank. Los consejeros dominicales no tienen límites en sus mandatos.

La nueva consejera, que sustituye a Emiliano López Achurra, que ha agotado los mandatos reglamentarios de 12 años que rigen par los independientes, es licenciada en Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y cuenta con estudios de posgrado en Gestión por Insead e IESE. Herrero pertenece a diversos foros e instituciones, entre los que destacan la Fundación I+E Innovación España.

Todos ellos serán reelegidos por tres años.
Con la nueva política de dividendos aprobada por el consejo, Gas Natural confía en un repunte y estabilidad de su cotización, en la convicción de que, dada la volatilidad de los mercados, los inversores buscan dividendos.

La propia Repsol, que ha recortado el suyo un 20%, ha optado por no eliminarlo, a pesar de las presiones de los analistas, por considerar que ello perjudicaría aún más su situación.