Principio de acuerdo

Los maquinistas desconvocan la huelga del día 23

Un grupo de viajeros accede al AVE en la estación madrileña de Atocha.
Un grupo de viajeros accede al AVE en la estación madrileña de Atocha.

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha decidido desconvocar la jornada de huelga en Renfe del próximo Miércoles Santo. Según han indicado a Efe fuentes del sindicato, durante la reunión de hoy se ha producido un acercamiento de las posturas y, como muestra de su voluntad negociadora, Semaf ha decidido desconvocar la primera jornada de huelga, aunque mantienen la del 28 de marzo, Lunes de Pascua.

El próximo lunes, la dirección de Renfe y el sindicato de maquinistas volverán a reunirse para terminar de cerrar los flecos pendientes, asuntos sobre los que se está “muy cerca” de lograr un acuerdo, indica el sindicato.

Las mismas fuentes han explicado que tras la reunión de hoy ya existe un pacto para una eventual firma del convenio, la movilidad de los trabajadores para cubrir las plazas vacantes que se produzcan y se han acercado posturas en el asunto de las nuevas contrataciones, tras la salida de cientos de empleados en el ERE aplicado en la empresa.

No obstante, se mantiene todavía la convocatoria de huelga de CC OO para el próximo Miércoles Santo, la única jornada de huelga planteada por este sindicato, tanto en Renfe como en el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Los sindicatos protestan por los retrasos en la firma del nuevo convenio de la empresa pública, que prevé una subida salarial del 1%, la absorción del personal de Feve, nuevas contrataciones (500 solo en 2016) y un programa de bajas (cerca de 800). Entre los retos de Renfe figura rejuvenecer una plantilla con 54 años de media.

El preacuerdo para el citado convenio 2016-2018 fue pactado hace tres meses y remitido al Ministerio que dirige en funciones Cristóbal Montoro, pero aún no hay luz verde. Hacienda debe aprobar, entre otros puntos, el nuevo escenario salarial, así como la citada entrada en plantilla del personal de Feve, afectados hasta ahora por un convenio algo más restrictivo que el de Renfe.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ya señaló ayer que el convenio colectivo está “ya aprobado” y solo “le falta de una parte técnica”, por lo que no ve razonable la medida de fuerza.

  • Impacto en las reservas

El paro anunciado por CC OO es de 24 horas para el miércoles 23 de marzo y se extiende tanto a Renfe como al Adif. La central busca que se respete el compromiso de contratación de 900 personas alcanzado a finales del año pasado. El Semaf, colectivo que agrupa a los maquinistas, también reclama el paro el día 23 y amplía su reivindicación al 28, lunes de Pascua.

UGT, por su parte, opina que estas no son "oportunas", ya que su coste "superaría lo reclamado en materia económica". De hecho, ha informado de que Hacienda ya ha autorizado los convenios de Adif y Renfe, por lo que el siguiente paso sería que la Comisión de Seguimiento, formada por los ministerios de Hacienda, Fomento, Industria y Empleo, se reuniera y autorizara la aplicación de los nuevos marcos laborales.

Renfe elude dar cifras sobre el ritmo de reservas para la inminente Semana Santa, pero reconoce un impacto que irá a más según avancen las jornadas. "Si la huelga se desconvoca el día antes a las 11 de la noche está claro que muchos clientes habrán preferido otras opciones para viajar y el daño ya no se podrá evitar", apunta una fuente de la empresa pública.

El operador ferroviario está ofreciendo más de dos millones de plazas en sus servicios de AVE, larga y media distancia en esta Semana Santa. En los dos primeros la oferta ha sido incrementada en un 8%, hasta 1,2 millones de asientos. En cuanto a la media distancia, las 800.000 plazas a la venta suponen un alza del 5% respecto a la oferta de 2015.