Renuncia al canje por acciones

Slim acepta una quita del 66% en un crédito de Realia

Carlos Slim, en la entrega de unos premios deportivos en México.
Carlos Slim, en la entrega de unos premios deportivos en México. EFE

El magnate mexicano Carlos Slim, propietario del 30,3% de Realia, ha renunciado a aumentar su participación a través del canje de un crédito participativo por acciones de la empresa. El préstamo asciende a 60 millones de euros, y Slim ha aceptado una quita del 66% para convertirlo en un crédito por 20 millones a 12 meses y condiciones de mercado. El crédito original fue adquirido por Realia a Sareb en diciembre.

Slim está, de hecho, inmerso en una opa voluntaria sobre Realia, después de haber superado el umbral del 30% que podría llevar a la CNMV a forzar una opa obligatoria. Al haber un accionista que tiene más capital que Slim, la opa obligatoria no es automática, sino que depende del criterio de la CNMV. La situación de Realia es particularmente enrevesada porque el otro accionista de Realia es FCC, de quien Slim es accionista de referencia y, en un futuro cercano, accionista de control, dado que ha lanzado una opa por el 100%:

Así, aunque Slim podría haber pedido a la CNMV una dispensa en la obligación de lanzar opa por Realia, acabó optando por una opa voluntaria. El precio ofrecido en esta operación es del 0,8 euros, por acción, una prima del 18% sobre la cotización de finales de enero, cuando se lanzó la operación.

Slim se ha topado con la oposición de un fondo de inversión, Polygon, que tiene el 9% de Realia vía derivados.