Editorial

Una campaña de renta digital

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha la campaña de la renta generada en 2015 con nuevas aplicaciones tecnológicas que harán más fácil la vida a los contribuyentes en la liquidación de los flujos tributarios anuales. A los tradicionales borradores elaborados por la Administración tributaria y el programa Padre sobre el que los particulares vuelcan los datos proporcionados por la Agencia y aquellos adicionales de los que no dispusiese Hacienda, ha añadido este año una especie de síntesis de ambos accesible en la web de la Agencia Tributaria, la Renta Web, que amplía el colectivo susceptible de liquidar en unos pocos pasos su obligación fiscal. El borrador se hace extensible a todos los contribuyentes que hayan realizados operaciones patrimoniales o tengan rentas inmobiliarias, hasta ahora excluidos, y los afectados únicamente tendrán que dar telemáticamente su conformidad con la propuesta. Hacienda es uno de los servicios públicos masivos que más han intensificado el uso de la tecnología para hacer fáciles los trámites engorrosos y, como este año, amplía cada año su catálogo de servicios. Pero el uso de la tecnología no será pleno hasta que no reduzca los plazos entre la generación de la renta y su liquidación a los mínimos indispensables, que no pueden ser, como ahora en los casos extremos, de más de un año.