El coste del fármaco Sovaldi sacude al mercado farmacéutico

Gilead se corona como rey de los laboratorios en España

El laboratorio estadounidense prácticamente triplica su negocio en España

Gilead lidera el ranking empresarial gracias a sus tratamientos contra la hepatitis C

Clasificación de las empresas farmacéuticas en España Ampliar foto

Gilead ha reventado el mercado farmacéutico en España en 2015. Novartis pierde su corona del pasado año y da paso a a que el laboratorio estadounidense reine gracias a sus innovadoras terapias contra la hepatitis C, como el conocido medicamento Sovaldi.

En el mercado farmacéutico Gilead tuvo una cifra de negocio de 1.755 millones de euros, según la consultora especializada IMS Health, lo que supuso un crecimiento del 268% en el último año, el mayor aumento de cualquier gran laboratorio en el último año. Esta cifra recoge el mercado de los fármacos a precio de venta de laboratorio, es decir, que no se corresponde exactamente con la facturación final de la compañía porque no incluye los descuentos en el precio que las autoridades sanitarias y hospitales hayan negociado. Muchas de estas multinacionales, de hecho, no ofrecen las ventas reales de sus divisiones españolas.

Las claves

Pfizer es la única que baja entre las grandes

En la clasificación de las diez grandes farmacéuticas, facilitada por IMS Health y en el que se tiene en cuenta el precio de venta de laboratorio, la compañía que más pierde en el mercado es Pfizer, que supera los 1.033 millones, pero con una caída del 8% respecto al año anterior.

“El decrecimiento de Pfizer viene conducido por la pérdida de patentes que ha tenido durante el año en el área de farmacia comunitaria, en especial en el caso de Lyrica, cuya pérdida de patente ocurrió a finales del 2014”, explica Miguel Martínez, director de desarrollo de negocio de IMS Health, sobre este medicamento para indicaciones como ansiedad y epilepsia.

Los hospitales tiran del gasto sanitario

Las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad no comunican el gasto farmacéutico en hospitales, que diferentes expertos señalan que es el que mayor crece, a un ritmo más alto que el de las recetas dispensadas en farmacias. El mercado hospitalario creció un 37%, según IMS Health, la consultora referente en el sector para este tipo de mediciones, lo que ha provocado a su vez, que el mercado total crezca un 16%.

A parte de Gilead, Johnson & Johnson o Abbvie, hay otras dos farmacéuticas que gracias a sus medicamentos innovadores están tomando gran parte de la tarta. Bristol-Myers Squibb sube un 136% en hospitales, alcanzando los 297 millones, gracias también a otra terapia contra la hepatitis C, llamada Daklinza. Por su parte, GSK crece un 37% por su tratamiento Triumeq frente al VIH.

Precisamente es en hospitales donde Gilead ha desbordado cualquier previsión, con una cuota total del 20% del mercado en esos centros. “El comportamiento de Gilead viene directamente relacionado con el lanzamiento de terapias innovadoras en el área de hepatitis C en 2015, y la evolución que están teniendo estos productos en el mercado. Además de hepatitis C, el comportamiento de los productos para VIH de Gilead también están aportando positivamente a la evolución de la compañía”, explica Miguel Martínez, director de desarrollo de negocio de IMS Health.

Gilead es un joven laboratorio biofarmacéutico nacido en 1987 y ubicado en California. El pasado año, a nivel mundial facturó 29.118 millones, frente a los 22.204 millones del año anterior. Dos medicamentos contra la hepatitis C, Harvoni y Sovaldi (cuya patente expira en 2028 en Europa) son los dos fármacos que más ingresos produjeron a esta empresa.

Aún así, Sovaldi tuvo una fuerte caída en ingresos en EEUU debido a la reducción de pacientes tratados. Es la paradoja de esta terapia: los enfermos se curan y se reducen el número de afectados. De hecho, los expertos señalan que las cifras de este laboratorio se irán reduciendo en los próximos años según caiga la cifra de personas tratadas.

El año pasado se consiguió el acuerdo de financiación de Sovaldi por parte de la sanidad pública (aunque no se facilitó su precio) debido a su alta eficacia frente a una patología hasta ahora sin cura. Desde la compañía estadounidense se declinó hacer comentarios sobre sus ventas en España y sobre el precio al que vende la terapia en nuestro país.

Igual que otros medicamentos oncológicos o para el VIH, los de la hepatitis C tienen un alto coste. Como consecuencia, el negocio en hospitales se ha disparado. “El mercado hospitalario creció un 36,9%. Si excluimos la hepatitis C, el crecimiento sería del 8,8%, lo que representa el mayor alza de los últimos cinco años. Este aumento viene conducido por la innovación en áreas como hepatitis C, oncología, las terapias biológicas en enfermedades autoinmunes y en esclerosis múltiple”, destaca Martínez.

Sovaldi, que fue el primero en llegar para la hepatitis C y el que más ruido mediático produjo, no es el único. También Gilead presentó Harvoni y Abbvie hizo lo propio con el medicamento Viekirax. De hecho, este último laboratorio ha protagonizado un ascenso del 81%, hasta los 770 millones, que le ha llevado al sexto puesto del top ten de grandes farmacéuticas gracias al lanzamiento de esta terapia y debido también al buen comportamiento de Humira para patologías como la artritis o la psoriasis.

El tercer gran alza está protagonizada por la división farmacéutica del gigante estadounidense Johnson & Johnson, que se coloca en el tercer lugar, subiendo un 22% hasta llegar a los 1.060 millones. También “crece en el mercado hospitalario debido al comportamiento positivo de Olysio, su nuevo producto para la hepatitis C”, señala el responsable de IMS Health, además de un mayor uso de Zytiga, indicado para cáncer de próstata.

En segunda posición de la clasificación de farmacéuticas en España se sitúa el laboratorio suizo Novartis, con 1.157 millones, y un aumento del 5%, aunque insuficiente para frenar el auge protagonizado por Gilead. Pfizer, MSD, Roche, Sanofi, GSK y Bayer completan el ranking de las 10 primeras, en las que no se sitúa ninguna empresa española.