Los accionistas disponen hasta el 29 de marzo

¿Interesa acudir a la ampliación de ArcelorMittal?

¿Interesa acudir a la ampliación de ArcelorMittal?

La euforia que venía acompañando a las acciones de ArcelorMittal desde el pasado 11 de febrero llegó ayer a su fin. Los títulos de la compañía, que en las últimas cuatro semanas avanzaban un 85% desde mínimos, corrigieron un 3,19%, hasta los 3,63 euros. Las caídas fueron mucho más acusadas en los derechos de suscripción, que retrocedieron un 8,16% y se sitúan al filo del euro. Hoy ambos títulos han intentado recuperar terreno, pero aunque lo han conseguido, el efecto ha sido limitado. Las acciones se han anotado un 0,47 y los derechos ha subido un 1%.

Con esta evolución bursátil se dio ayer el pistoletazo de salida a la ampliación de capital de ArcelorMittal por importe de 2.721 millones de euros. El objetivo de la operación, aprobada el pasado jueves por la junta de accionistas, es captar recursos para reducir su deuda, que a cierre de 2015 alcanzaba los 14.700 millones de dólares (13.300 millones de euros).

El precio de suscripción de las nuevas acciones es de 2,2 euros. Es decir, según las condiciones remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este importe suponía un descuento del 35,3% respecto al cierre del pasado 10 de marzo (descontado el precio del derecho), día en que sus acciones concluyeron en los 4,24 euros. Además, en el pliego de requisitos se establece que cada 10 derechos corresponden siete acciones nuevas.

La pregunta que muchos accionistas se están haciendo es qué resulta más rentable, acudir a la ampliación o vender los derechos. Iván San Félix, analista de Renta 4, considera que los ascensos vividos en las sesiones previas hacen que la cotización de la compañía se encuentre muy ajustada.Ante esto, el experto considera que para los inversores con más aversión al riesgo lo más adecuado es vender los derechos en el mercado. Eso sí, deben tener en cuenta la fuerte dilución a la que se enfrentan. De hecho, la familia Mittal, propietaria del 37,38% de la compañía, se ha comprometido a suscribir acciones por valor de 1.100 millones de euros a fin de mantener su participación en la empresa. ArcelorMittal tiene previsto emitir 1.262 millones de acciones nuevas. Una vez completado el proceso, la acerera contará con 3.065 millones de acciones. Es decir, la ampliación equivale al 41% del capital una vez concluido el proceso.

Por su parte, todos los que deseen tomar posiciones en la compañía pueden hacerlo bien vía derechos o comprando acciones en el mercado. A día de hoy, y tras las caídas de este martes, escoger una u otra acción resulta igual de rentable. Es decir, el inversor deberá desembolsar 3,65 euros por cada título si compra las acciones en el mercado frente a los 3,64 que pagaría si entra en la compañía vía derechos. No obstante, de aquí al 29 de marzo, día en que finaliza la suscripción de la ampliación, hay margen para que el mercado se dé la vuelta.

Los analistas miran con buenos ojos la ampliación puesta en marcha por la empresa pues, como indican desde Renta 4, permite hacer frente “al deterioro de las condiciones del mercado que pueden llevar al ebitda a concluir el presente ejercicio en los 4.500 millones de dólares (4.000 millones de euros)”. Además, aunque desde la firma de análisis recomiendan prudencia de cara a la ampliación, creen que la medida mejorará las condiciones financieras y contribuirá a despejar las dudas sobre la deuda. Con la vista puesta en el mercado, San Félix cree que, a pesar de las subidas de los últimos días, la situación sigue siendo precaria. El analista ve complicado un repunte adicional de las materias primas después de la revalorización que registra el sector desde finales de enero.

Adrián Poyo, de XTB, coincide a la hora de señalar que la ampliación, junto a la venta de la participación en Gestamp (35%), ayudará a desahogar un poco la deuda. “Vemos bastante valor en la compañía y consideramos que las materias primas han tocado suelo. Después de cuatro años siendo el sector más penalizado en Bolsa, en lo que va de 2016 lidera el rebote”, apunta. Respecto a la compañía, Poyo considera que la firma está atacando el primer nivel de resistencia.