Está especializada en soluciones para la gestión de la información

Veritas se relanza tras independizarse de Symantec

Marco Blanco, director general de Veritas en España y Portugal.
Marco Blanco, director general de Veritas en España y Portugal.

La nueva Veritas se relanza en el mercado. La compañía, que fue vendida por el fabricante de software de seguridad Symantec a Carlyle Group y al fondo soberano de Singapur GIC por 8.000 millones de dólares (7.170 millones de euros) en agosto de 2015, ha comenzado sus operaciones como una empresa totalmente independiente, liderada por Bill Coleman, su nuevo consejero delegado. En España, la compañía está dirigida por Marco Blanco, que también estará al frente del mercado portugués.

La multinacional explotará su especialización en la gestión de la información de las empresas, como su principipal baza para crecer, pues como afirma Blanco “no hay compañía que no tenga problemas con la gestión de sus datos, pues cada año estos crecen un 30% mientras los presupuestos para su gestión y mantenimiento no crecen ni mucho menos a ese ritmo”.

Blanco, que asegura que hoy la información es el activo más importante de las organizaciones, recuerda en este sentido que una empresa media puede dedicar hasta 20,5 millones de dólares al año en gestión y mantenimiento de los datos en desuso. “Por eso, aquellas compañías que sean capaces de manejar su información de forma efectiva tendrán una ventaja competitiva”.

Veritas, con más de 30 años de historia, proporciona a las empresas software y servicios para ayudarles a recopilar, proteger, analizar y optimizar sus datos. “Todo para que las organizaciones puedan tomar decisiones más inteligentes, gestionar los riesgos y minimizar el aumento de sus gastos”. Actualmente, la multinacional, que cuenta con más de 8.500 empleados (4.500 de ellos dedicados al área de I+D) y factura 2.500 millones de dólares, tiene más de 55.000 clientes en todo el mundo. “Protegemos el 86% de los datos de las empresas del Fortune 500”, detalla Blanco, que asegura que Veritas tiene “un legado muy importante” y ahora “mayor flexibilidad” tras separarse de Symantec y dejar de ser una empresa cotizada.

La multinacional trabaja en segmentos de mercado (como el de las soluciones de copias de seguridad y recuperación, soluciones para la gestión del ciclo de vida de la información y para la gestión de la disponibilidad de las aplicaciones) que representan, en su totalidad, una oportunidad de mercado de más de 24.000 millones de dólares de aquí al 2018.

En España, Veritas tiene unos 40 empleados y trabaja con una red de partners “muy especializados”. La firma, que tiene alianzas con Hitachi Data Systems, HP y Fujitsu, también da soporte a sus clientes desde un centro en Dublín, donde trabajan 15 personas para España y Portugal.

Aunque no dan datos de facturación por países, Blanco dice que su objetivo para este año es “crecer por encima de la media del mercado”. Yafirma que, pese a que están notando la ralentización económica, “ello nos ayuda a ser más exitosos, pues las empresas en esta situación buscan soluciones que les permita optimizar costes, y nuestras soluciones –que funcionan tanto en entornos físicos como virtuales, en cloud privada y cloud híbrida– lo hacen”.