Sube solo un 0,07% tras llegar a ganar casi un 4%

El Ibex 35 cierra plano

Monitor en la Bolsa española, de España.
Monitor en la Bolsa española, de España. EFE

Mario Draghi ha sido más agresivo incluso de lo que los mercados podían esperar y ha sacado toda su artillería, haciendo las delicias de los inversores, que han reaccionado a sus nuevas medidas de estímulo con inmediatas órdenes de compra. Sin embargo, la alegría se ha ido moderando poco a poco. El Ibex 35 pisaba en un primer momento el acelerador y llegaba a subir casi un 4% escalando por encima del nivel de los 9.000 puntos. En estos momentos avanza en torno a un 0,5%

IBEX 35 9.329,80 -0,11%

Draghi no solo no se ha quedado corto esta vez, sino que ha ido más allá, dando un golpe de efecto ante unos mercados que se mostraban exigentes tras la decepción vivida en septiembre. A nadie se le pasaba por la cabeza que entre todas las medidas que pudiera adoptar este mes estuviera el recorte de los tipos de interés de referencia. Pero el presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha cogido al toro por los cuernos para no defraudar a los mercados, como ya pasó en diciembre, y ha sorprendido recortando las tasas rectoras del 0,05% al 0%. Una medida que se suma a un recorte adicional de las tasas de depósito, desde el 0,3% al 0,4%. Esto sí estaba en el guión, según el consenso de Bloomberg. Aunque en principio el recorte es sin tramos. Asimismo, el BCE decidió reducir la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en 5 puntos básicos, al 0,25%. En los tres casos para las operaciones a partir del 16 de marzo.

Pero Draghi no se ha quedado ahí y ha desplegado aún más munición: comprará 20 millones de euros adicionales de deuda todos los meses, sumando en total 80 millones de euros. Y añade deuda corporativa, no bancaria. Además, habrá préstamos condicionados a la banca a tipos negativos.

Los mercados han recibido con euforia el arsenal desplegado por Draghi. Una euforia que ha durado casi dos horas en las que el Ibex 35, que permanecía prácticamente plano antes del BCE, ha escalado de golpe más de 100 puntos, hasta los 9.087 puntos. El resto de las plazas europeas también se sumaban a las ganancias. El Ibex aflojaba después las ganancias.

Por su parte, el euro reaccionaba en un primer momento bajando más de un 1,2% hasta el nivel de los 1,085 dólares frente a los 1,0980 dólares a los que se cambiaba en los primeros compases de la negociación. Poco más de una hora después, la moneda única se ha dado la vuelta y repuntaba superando de nuevo los 1,10 dólares, justo cuando Draghi ha comentado que no entra en sus planes bajar más los tipos de interés.

La prima de riesgo se ha recortado de un plumazo desde los 130 puntos básicos hasta los 120 puntos básicos.

La mayor parte de los valores del Ibex 35 registran notables subidas. Lideran las ganancias los bancos.  Popular sube un 7%; Santander, un 5,6%; Sabadell, 5,5%; BBVA, 5,3%; CaixaBAnk, 4,5%, y a un poco más distancia, Bankinter y Bankia, alrededor del 3%. Solo FCC, Técnicas Reunidas y Acerinox registran pérdidas.

El precio del petróleo, por su parte, ha alentado las subidas en las últimas sesiones. El barril de Brent cae levemente, pero se mantiene por encima de los 40 dólares.