Fondos y bancos de las primeras líneas de negociación se disponen a dar su apoyo al acuerdo

Abengoa roza su salvación gracias al visto bueno del 60% de los dueños de su pasivo financiero

El arranque de la próxima semana será clave para comprobar si obtiene el 75% el visto bueno del pasivo financiero

Fondos y bancos de las primeras líneas de negociación se disponen a dar su apoyo al acuerdo

Una torre de una planta solar de Abengoa.
Una torre de una planta solar de Abengoa.

Los bancos y bonistas que lideran las conversaciones con Abengoa han aceptado la propuesta de reestructuración. La empresa cuenta ya con cerca del 60% del pasivo financiero a su favor, pero no alcanza aún a contar con las adhesiones necesarias para evitar el concurso. El arranque de la próxima semana será clave para ello.

Las tinieblas en las que está inmersa Abengoa comienzan a dejar pasar rayos de luz. La empresa ha comunicado al mercado las bases del acuerdo que los bancos que lideran las negociaciones –el G7 hasta ayer, dada la salida de Sabadell, que ha vendido su deuda financiera y que no aportará más dinero a la compañía– y a los fondos de inversión tenedores de bonos agrupados alrededor de Houlihan Lokey.

Santander, CaixaBank, Popular, Sabadell, Bankia, HSBC y Crédit Agricole –el nuevo G6– y los bonistas suman menos del 40% del pasivo financiero de Abengoa, y por sí solos no tienen capacidad de llevar a cabo la reestructuración, dado que para ello se precisa de la aceptación de un 60% del pasivo y del visto bueno del 75% de la deuda financiera antes del 28 de marzo. Sin embargo, las conversaciones con otras entidades están más avanzadas y otros, entre los que estarían el japonés Sumitomo Mitsui, Bank of America Merrill Lynch y organismos públicos como el ICO habrían accedido en un primer momento, y sin una firma de por medio, a aceptarlas.

El plan acordado entre Abengoa, G6 y los bonistas contempla una inyección de entre 1.500 y 1.800 millones de euros de dinero nuevo.Los bonistas y bancos que entren en este apartado se repartirán el 55% del capital de la nueva empresa tras la reestructuración.

ABENGOA 0,02 0,00%
ABENGOA B 0,01 -4,67%

Se realizará una capitalización del 70% de la deuda financiera del grupo –de unos 9.400 millones– para dejarla en unos 3.000. Los bancos tendrán con esto derecho a suscribir un 35% del capital. Además, el grupo sevillano precisa de 800 millones en avales que, en un primer momento pondrá la banca, aunque no se descarta que participen también los bonistas, entre los que se encuentran gestoras como BlackRock, Invesco, D.E. Shaw, Värde, Centerbridge, Elliott, y la aseguradora AIG. El porcentaje que se repartirán en este caso será del 5%, dejando en principio solo un 5% en manos de los actuales accionistas entre los que está Inversión Corporativa.

El protocolo a seguir para las reestructuraciones de empresas que se han acogido al preconcurso de acreedores dicta que en los próximos días, previsiblemente a comienzos de la semana que viene, arrancará el proceso de adhesión de los bancos, gestoras de fondos y proveedores –la deuda contraída con estos es de 4.400 millones– a la propuesta de convenio que evite la entrada en concurso el 28 de marzo. Poco más de dos semanas, y con días festivos de por medio, tienen Abengoa y sus asesores para lograr los vistos buenos necesarios y recibir luz verde del juez. Solo en lo que se refiere a su pasivo financiero hay unos 200 bancos implicados.

Sabadell vende su deuda corporativa y deja el G7

Banco Sabadell se ha desprendido de la deuda corporativa que tenía de Abengoa, unos 75 millones. La entidad vendió ayer en el mercado este pasivo con un descuento que podría situarse por encima del 80%, según fuentes conocedoras. Sabadell abandona así el grupo de entidades que aportarán dinero nuevo o avales a la compañía y tampoco se convertirá en su accionista. Pese a ello, seguirá teniendo una exposición a Abengoa en circulante o financiación a proyectos de unos 300 millones.

El listado de entidades que tienen más deuda corporativa del grupo sevillano está liderado por Santander, con unos 125 millones. CaixaBank ostenta unos 110 millones, mientras que Bankia y Popular tienen unos 100 cada uno. En el apartado internacional, HSBCcuenta con unos 120 millones y Crédit Agricole, unos 100.

El Banco de España instó a los bancos españoles para que provisionaran al menos un 25% del pasivo financiero que tenían de Abengoa en las cuentas de 2015. Una parte de la capitalización del pasivo será cubierta con esas provisiones, pero el resto irá directamente contra sus beneficios.