Operativa en EE UU

La máquina que mira a los ojos y revela si mientes al jefe

Midas es la primera empresa en Europa que la utiliza para una campaña

Uno de los empleados de Midas, sometido a la máquina EyeDetect para la campaña "Los ojos que no mienten".
Uno de los empleados de Midas, sometido a la máquina EyeDetect para la campaña "Los ojos que no mienten".

En Europa es la primera vez que una empresa admite públicamente que ha utilizado esta revolucionario método de detección de una mentira. Se trata de la máquina EyeDetect, creada en Estados Unidos para captar los cambios que experimentan los ojos de las personas, en función de la carga cognitiva que genera su comportamiento a la hora de enfrentarse a una pregunta directa. En definitiva, lo que permite, aseguran sus promotores, la empresa Converus, es descubrir en algo más que un pestañeo si una persona miente o dice la verdad.

A este sistema ha recurrido la firma de talleres mecánicos Midas, con 144 centros en España, para lanzar una campaña de comunicación, bautizada como Los ojos que no mienten, en el que reta a los profesionales que trabajan para la compañía a someterse a este revolucionario sistema. El objetivo no es otro, según explicó ayer la directora de marketing de la empresa de mantenimiento del automóvil, Inmaculada Seco, que mejorar la imagen que los clientes tienen de los talleres de reparación. “Seis de cada diez personas afirman que los mecánicos no dicen la verdad, y hemos querido demostrar que cumplen científicamente con las verdades que siempre han formado parte de nuestro ADN, desde sus inicios, como son la innovación y la calidad”, señaló esta directiva.

En esta iniciativa publicitaria han participado una veintena de empleados de Midas, que han tenido que responder a unas 30 preguntas sobre su manera de trabajar. “Es una manera muy eficaz y no invasiva de saber si un empleado miente. Es un experimento que aúna el concepto de empresa, tecnología y psicología”, afirma el psicólogo Javier Savin, que señala que la tecnología ayuda a acabar con errores que se cometen al prejuzgar alegremente a otros. “Es una manera de ir mucho más allá, una herramienta que en el campo de la psicología nos va a ayudar a sacar importantes conclusiones”, añade el experto, que apunta a que puede ser aplicada en un juicio, cuando el psicólogo tenga que hacer una prueba pericial, “sobre lo que nos están contando y tengamos mucho menos margen de error”.

EyeDetect nace con el objetivo de entrar de lleno en el mundo de las empresas americanas, y comenzó a funcionar en 2014. “En un mundo con creciente corrupción, fraude y delitos, es vital contar con una manera rentable y simple de hacer evaluación de empleados, de validar la honestidad e integridad de las personas que ocupan posiciones de confianza, de determinar el engaño en aquellos que infringen la ley. Así se puede establecer una cultura corporativa basada en la confianza, y todo esto comienza en la contratación de gente honesta”, explican los promotores de Converus.

En cuanto a su aplicación en el sector empresarial en España, al margen de campañas publicitarias, los expertos en derecho laboral lo ven complicado, aunque en un futuro no es descartable. Este tipo de máquinas o herramientas no están previstas en la legislación laboral española, como tampoco obligar a un empleado a someterse a una prueba de este tipo, “ya que viola sus derechos como trabajador”, apunta el socio del área de laboral de Garrigues, Eloy Castañer. Este experto apunta a que en Estados Unidos la normativa laboral es diferente y existen requerimientos, como el certificado de penales, que aquí solo se aplica en determinadas actividades, relacionadas con las finanzas.